Lumbalgia, un dolor en la espalda baja

La lumbalgia es el problema más frecuente por el que los pacientes acuden a una consulta de traumatología. Por lo general, el 80% de las personas que la padecen no tienen una causa determinada.

Cuando un paciente viene con un dolor lumbar en la columna, yo le digo: no tengo pastillas para que te den una silla cómoda o para que tengas buenos músculos en la espalda, solamente tengo pastillas para relajarte o desinflamarte esperando que tú hagas todo lo demás”,  señala Rolando Raygada, experto en Traumatología, del Policlínico Universitario de la UDEP.200177292-001

La lumbalgia es el problema más frecuente por el que los pacientes acuden a una consulta de traumatología. Por lo general, el 80% de las personas que la padecen no tienen una causa determinada. “Es común que yo les tome placas y les diga que su columna está bien; si esta está un poquito para un lado o para el otro lado, esto no debería justificar los dolores que presenta el paciente; es una cuestión muscular”, indicó el Dr. Raygada.

 ¿Qué causa las lumbalgias?

La causa más común es el sedentarismo, pero también pueden ser el sentarse en una mala posición, el sobrepeso o la falta de ejercicio. La mayoría de personas piensan que son los huesos los que duelen, pero no; en realidad son los músculos que se fatigan ante una posición viciosa, esto ocurre porque no se realiza ejercicio y los músculos se encuentran débiles.

¿Qué síntomas se presentan?

Dolor en la región lumbar, que puede extenderse hasta el cuello o podría irradiarse permanentemente hasta las piernas; en este caso ya no se llamaría lumbalgia sino lumbo – ciática, porque el nervio ciático se inflama y trasmite el dolor hacia la pierna.

Esto sucede porque no hacemos ejercicio, porque pesamos más de lo debido o estamos mucho tiempo en una posición viciosa; o simplemente porque adoptamos malas posiciones y tenemos fatiga muscular.

 ¿Cómo se alivian las molestias?

Un médico te puede recetar medicamentos que van desde relajantes musculares, analgésicos y antinflamatorios; pero lo principal es hacer ejercicio. La lumbalgia se da por la vida, el peso y el trabajo que tienes. Entonces, si se recomienda medicina al paciente y luego de terminar el tratamiento no cambia su silla y no hace ejercicio, todo volverá a ser lo mismo.

 ¿Qué complicaciones pueden existir?

Lo más delicado es la hernia del núcleo pulposo. Ya no se trata de una simple lumbalgia, sino que es la inflamación del nervio ciático; si este se inflama y persiste la molestia, a pesar de tomar medicamentos, el paciente podría ser candidato a ser operado. Cabe aclarar que no se opera a un paciente porque tenga  lumbalgia, sino cuando tiene una hernia.

 ¿Cómo e previene estos problemas?

Como hemos dicho: evitando el sobrepeso, haciendo ejercicio; usando un asiento adecuado que permita estar lo más cómodo posible y usando un buen zapato.  Los tacos no tienen que ser ni muy altos ni muy bajos; el ideal es que midan 2 cm., para que el peso del cuerpo se centre en el punto medio del pie.

 ¿Qué ejercicios realizar?

Los que no tienen ningún dolor, o tienen solo un dolor leve, puedan fortalecer los músculos de la espalda y el abdomen haciendo múltiples ejercicios. Si hay un dolor permanente pueden ir a un centro de rehabilitación para que progresivamente puedan fortalecer sus músculos sin lastimarlos y para que les enseñen algunos ejercicios con los que poco a poco irán fortaleciendo sus músculos.

 ¿Cuál debe ser la postura correcta al sentarse?

Se trata de tener una silla más o menos recta en la cual se tenga un cojín detrás de la espalda a la altura de la región lumbar, para conservar la curvatura natural de la columna; las piernas deben estar estiradas, no dobladas; y los brazos de la silla deben llegar al nivel de los codos.

 ¿Y los correctores de espalda?

Si te pones un corrector de postura puedes estar bien derechito, pero tus músculos no trabajan; cuando dejes de usarlo vas a tener músculos más débiles y más dolores que antes. Lo que se debe hacer es realizar más ejercicio para fortalecer los músculos y para que estos mantengan derecha a la columna.