Mejores personas, mejores padres

Dos padres de familia de campus Lima nos hablan de la importancia de ser padres y cómo conjugar la vida profesional y familiar.

Enrique Li Loo Kung, docente de la Universidad de Piura, es desde hace 13 años profesor de matemáticas. Sin embargo, hace cuatro meses descubrió un problema no tan fácil de resolver: cambiar pañales.

enriqueliudep

¿En qué momento un hombre está preparado para ser papá? Enrique Li opina que cada persona es libre y responsable de escoger el momento para ser padre. “El ser muy joven cronológicamente no excluye el tener responsabilidad para ser padre. El problema existe cuando uno no ha escogido con responsabilidad el momento adecuado para ejercer este derecho o mejor dicho esta bendición. Cada cosa en su entorno funciona bien, y si quieren una regla: estudia, trabaja y piensa en tu familia”, recomienda.

Felizmente casado con la docente Tania Heredia y padre de Gabriel, reflexiona acerca del papel de los padres en el hogar: “El lema de la UDEP es ‘Mejores personas, mejores profesionales’. Si hacemos bien las cosas en el trabajo, ¿por qué no podemos atender mejor a la familia? Creo que también deberíamos decir ‘Mejores personas, mejores padres’ porque hay que tener claro que lo más importante es la familia, y el trabajo está para atender a la familia y no la familia al trabajo. ‘El trabajo de la oficina en la oficina y en mi casa, la familia, esa debería ser la regla”, opina.

Por otro lado, al evocar su diario trabajo como docente cree que en las aulas también se ejerce la paternidad. ‘Padre no solo es el que engendra sino, el que educa’, explica que los profesores al dictar clases, dar conceptos y enseñar técnicas pueden asumir una paternidad maravillosa en donde la formación y los valores pueden quedar impregnadas en sus estudiantes: “Ellos deben sentir que son importantes para sus profesores, que ellos  se alegran con sus logros y se entristecen con sus fracasos, tal como lo hace un padre que educa a sus hijos por el simple hecho de que son sus hijos”, señala.

Paternidad versus tiempo

Martín Castro es miembro del área de Infraestructura de Tecnologías de la Información, y para él, la eficiencia en el trabajo de ningún modo sacrifica su vida familiar. “Yo creo que es posible ser eficiente en el trabajo y a la vez atender a la familia, todo depende del tiempo que dediquemos a ambos.  Los padres, al igual que las madres, constituyen el núcleo de la familia, por eso también deben ser homenajeados”, explica.

“Mirar sus caritas y sus ojos brillantes llenos de felicidad cuando te ven llegar es reconfortante, y me devuelve todas las energías perdidas en el día”, así describe Martín Castro el cariño inigualable que siente por sus pequeñas Luana y Doménica de 5 años y 10 meses de edad, respectivamente. “Procuro estar todo el tiempo posible a su lado para brindarles todo mi afecto y cariño”, agrega.

martincastroudep