“El trabajo informativo debe centrarse en dignidad de la persona humana”

La Dra. Rosa Zeta, experta en ética en los medios, recalcó el valor que tiene la persona humana dentro de los contenidos informativos.

Rosa Zeta“El bien humano es el objetivo final de la información”, dijo la Dra. Rosa Zeta, experta en ética de medios de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Piura, y con ello inició su exposición sobre la persona como referente de la noticia televisiva. Durante la charla, que forma parte de las Jornadas de Comunicación, la docente de la UDEP explicó que es importante que los periodistas y empresarios de la información tengan una idea acertada de lo que es la persona humana a la hora de elaborar los contenidos televisivos.

¿Se deben mostrar imágenes del dolor de la gente, a una persona fallecida o a un niño abusado? La Dra. Zeta respondió a esta interrogante bajo la premisa de que “no es correcto atentar contra la persona humana ni su dignidad”. Además, puso énfasis en la necesidad de establecer principios éticos para que los profesionales de la comunicación formen su criterio, como elemento clave para generar información.

Asimismo, Rosa Zeta indicó que, para hacer un buen análisis de la información, se deben tener en cuenta tres criterios: verdad, coordinación de derechos y formación de la persona. En estos tres puntos destacó que “la verdad debe ser el núcleo de la información, la coordinación de derechos no puede permitir el menosprecio de la dignidad humana y la formación de la persona debe contribuir al desarrollo del ciudadano”.

Auditorías éticas

Con el fin de promover una solución para mejorar los contenidos televisivos, la especialista indicó que es necesario aplicar auditorías éticas internas para que cada medio se auto regule y evalúe, sin necesidad que el Estado intervenga en él. “Sí es posible contar con informativos que tengan a la persona como centro, por eso debemos apostar por la autorregulación”, afirmó la experta.

La Dra. Zeta indicó también que con creatividad se pueden crear programas televisivos atractivos, llamativos y sin sensacionalismo. “Si informamos teniendo en cuenta a la persona, obtendremos credibilidad y promovemos el desarrollo de la sociedad”, finalizó.

(Redacción: Rita García)