“Urge gestionar el capital humano en las escuelas”

Fue la conclusión de la ponencia de la Mgtr. Juana Huaco García, especialista en gestión pública y docente de la Universidad de Piura.

Juana Huaco 2

Mgtr. Juana Huaco García, especialista en gestión pública

La Mgtr. Juana Huaco García, especialista en gestión pública, en su ponencia “Gestión de los recursos humanos en la escuela” habló sobre las decisiones que deben tomar los equipos directivos, en relación a la gestión de personas: “Es preocupación de todo directivo los resultados económicos del colegio, preocuparse por las políticas contables-financieras, así como el tema de infraestructura, modernización de las metodologías docentes, y todo lo referente al colegio.  Sin embargo, sobre las políticas de personal, sobre su “factor más relevante”, no se tiene mucho o -quizá- no se tiene nada”, acotó.

Los centros educativos se preocupan más sobre su proyecto educativo que por su proyecto organizativo, pese a que este es el soporte del anterior, no se analiza su sistema relacional y menos se evalúa.  “Si el centro educativo quiere lograr la calidad, tan anhelada, no solo debe enfocarse en los procesos, procedimientos y en los indicadores para medir los resultados, sino también se debe analizar la calidad de personal con el que cuenta, y cómo podría mejorar justamente con esos procesos de calidad”, expresó.

juana Huaco

Solución

Asimismo, señala, se necesita considerar al centro educativo como una organización humana, son los directivos y los colaboradores (docentes, asistentes y personal administrativo y de servicio) quienes “hacen” el colegio/escuela. Por ello, a este “conjunto humano” hay que organizarlo, dirigirlo y optimizar sus resultados, y esto se logra con adecuadas políticas de dirección de personas.

Para lograr una coherencia entre lo que se espera de los docentes y los objetivos estratégicos de las instituciones educativas, la especialista afirma que se necesitan políticas: se deben definir los perfiles de puestos, determinar las brechas entre los docentes y administrativos, hacer inventarios de personal, establecer sistemas de evaluación del desempeño docente y mecanismos óptimos -bien estudiados- para una buena selección de personal.

Y por último, concluyó, el carácter diferencial de toda institución educativa es su gente, es su personal, y es a través de ello es que logrará los niveles de calidad y competitividad, que garantizará su sostenibilidad sobre todo en tiempos actuales.