Campaña electoral 2014: “Hay improvisación y superficialidad en las estrategias”

El docente de la Facultad de Comunicación, Dr. Francisco Arbaiza, analizó las estrategias de comunicación que se vienen ejecutando en el actual proceso electoral en la región.

En tiempos de campaña, es común observar que la mayoría de candidatos recurre a llenar las paredes de las ciudades con propaganda electoral, contratar espacios televisivos o radiales y prometer más de la cuenta en las apariciones públicas.

Francisco Arbaiza afirmó que es necesario un manejo más profesional de las campañas electorales en la región.

Para el especialista en Publicidad y Estrategias de Comunicaciones de Marketing de la UDEP, Dr. Francisco Arbaiza, esto se observa en el actual proceso electoral, lo que demuestra que existe mucha superficialidad en las estrategias y mucha improvisación en las campañas. El docente hizo esas declaraciones en el desayuno de trabajo: “Elecciones regionales y municipales 2014: Análisis de la campaña electoral en Piura”, organizado por la Dirección de Comunicación.

“Comunicar por comunicar no soluciona la necesidad de los candidatos por tener protagonismo político. Existe improvisación al momento de estructurar campañas y de presentar propuestas. Solo apelar a la recordación no es suficiente, y se está dejando de lado la presentación de ideas que se traduzcan en planes de gobierno”, explicó.

“Los candidatos sienten que los electores no demandan más, por lo que solo se centran en empapelar la ciudad o realizar caravanas”, indicó Arbaiza. Foto: lalupadesanmiguel.wordpress.com.

Sin conexión con el elector

El docente de la Facultad de Comunicación, indicó que la planificación de las campañas electorales, desde el plano de la comunicación, tendría que ser un eje neurálgico; sin embargo, no se le está dando mucha importancia.

“La idea no es encargar estos puestos a personas improvisadas. Por ejemplo, el entorno digital tendrá un rol clave en este proceso; sin embargo, en redes sociales se observan insultos, líos de bandos y muchas cuentas falsas. Las redes sociales deberían ser un espacio para fomentar el diálogo y no para crear monólogos. La gente quiere tener conversaciones abiertas con sus candidatos por esta vía, por lo que tendrían que ser administradas por profesionales que dominen el tema”, advirtió.

Arbaiza recomendó a los candidatos que no solo se enfoquen en ganar notoriedad, sino que lo importante es trascender de esto y calibrar su propuesta para asociarla a un concepto consistente que se convierta en un plan de trabajo a futuro.

“Alguien va a ganar y alguien va a perder por méritos propios o por deficiencias del rival. Entonces, qué mejor manera que ganar  teniendo ciertos aciertos en el plano de la comunicación. La idea no es tener más paneles, más avisos en prensa o más apariciones en TV.  Es fundamental conectar de verdad y generar vínculos con el electorado”, sentenció.