Caso Fernando Zevallos: la historia detrás de la denuncia periodística

El periodista Miguel Ramírez contó detalles de la investigación que sirvió para que se condenara al ex dueño de la empresa Aerocontinente, Fernando Zevallos, a 20 años de prisión por tráfico ilícito de drogas, lavado y receptación de dinero.

Miguel Ramirez

Foto: José Luis Benites. Facebook Facultad de Comunicación.

En enero de 1995, en Piura se incautaron 3.5 toneladas de cocaína. Era la primera vez que en el Perú se decomisaba tal cantidad de droga de alta calidad. ¿Quiénes estaban detrás de tamaño cargamento?

Este fue el punto de partida que llevó al periodista Miguel Ramírez, ex editor de la Unidad de Investigación del diario El Comercio, a comenzar la investigación que sirvió para que se condenara  al ex dueño de la empresa Aerocontinente,  Fernando Zevallos,  a 20 años de prisión por tráfico ilícito de drogas, lavado y receptación de dinero.

El periodista expuso en las Jornadas de Comunicación la historia detrás de esta denuncia.  En su charla, Ramírez contó cómo realizó el proceso de reporteo, redacción, contacto con fuentes, asesoría legal y publicación de la historia.

Según narró, en pleno trabajo de campo surgió el nombre de Fernando Zevallos, quien entonces era el dueño de la principal compañía aérea peruana, Aerocontinente.

“Fernando Zevallos operó a gusto durante tres décadas, tejió una red a nivel político, policial y periodístico. Silenció a los medios de comunicación,  por medio de canjes y pagos por publicidad. Fueron años de trabajo constante, pese a las presiones que surgieron contra el diario y, sobre todo, contra mi familia. Finalmente, la historia tuvo un final feliz cuando en el 2005 la jueza ordenó su captura”, indicó.

Miguel Ramírez

Fotos: José Luis Benites. Facebook Facultad de Comunicación.

Tejiendo una red

Miguel Ramírez detalló que para recrear la historia de Fernando Zevallos tuvo que “sumergirse” durante tres meses en la selva peruana. “Cómo la droga llegó a Paita desde la selva, cuántas bases militares habría pasado, cuántos controles. Habían muchos interrogantes por descifrar”, recordó.

El periodista apuntó que los primeros informes se enfocaron en tres aspectos: la información financiera de Zevallos, los testigos importantes y el informe de la DEA, en el que se alertaba a la policía peruana del presunto narcotráfico en las naves de Aero Continente.

Zevallos

Portada de El Comercio del 20 de diciembre de 2005.

Cómo abordar la historia

En cuanto al proceso de difusión de este tipo de historias, Ramírez indicó que generalmente se prepara un cronograma de publicación. Aún cuando lo ideal es buscar el momento adecuado, el periodista asegura que una denuncia periodística no tiene fecha ni espera.

“En el Caso Zevallos las tres primeras entregas estaban hechas, editadas, listas para publicar, previa consulta con un estudio de abogados por las implicancias legales que podrían originar”, añadió.

Sobre el modo de redactar una gran historia periodística, el periodista afirmó que debe ser directa y concreta; sin rodeos literarios.

“Lo que se llama el ‘periodismo gringo’: en el primer párrafo te cuentan toda la historia. Pero esa denuncia debe de ser contada como una historia, un cuento, tiene que ser atractiva”, indicó.

Revisa los reportajes de mayor impacto sobre el caso Fernando Zevallos: