Escolares y padres conocieron más sobre Historia y Gestión Cultural

La Facultad de Humanidades organizó una charla vocacional, dirigida a padres y escolares, y un taller creativo para mostrar las oportunidades de la carrera de Historia y Gestión Cultural.

Escolares y padres interesados en la carrera de Historia y Gestión Cultural recibieron información sobre las oportunidades laborales y los alcances profesionales de esta licenciatura, a través de una charla vocacional y un taller creativo, a cargo de la egresada Lilybeth Echeandía Montenegro, actual Gestora Cultural de la Dirección de Artes del Ministerio de Cultura, y del profesor Alberto Requena, director de Programa.

En la charla vocacional, Lilybeth Echeandía, egresada de Historia y Gestión Cultural, contó su experiencia laboral y disipó dudas de los asistentes sobre la carrera.

En la charla vocacional, Lilybeth Echeandía, egresada de Historia y Gestión Cultural, contó su experiencia laboral y respondió algunas inquietudes sobre la carrera.

Echeandía, quien trabaja en el mencionado ministerio desde el 2011, expuso sobre su experiencia en el diseño y ejecución de proyectos culturales, y su trabajo en la Gestión Creativa de las Artes. Entre otros programas, ha sido parte de Puntos de Cultura y de Infoartes, actualmente se encarga del Calendario de las Artes y de proyectos de gestión interinstitucional como Ibermúsicas

Sobre su trabajo como gestora cultural, destacó la trascendencia de transmitir cultura, pues aporta en el crecimiento personal de los ciudadanos. A pesar que los resultados suelen ser a largo plazo, para ella es necesario “utilizar la cultura como una herramienta de desarrollo del país”.

Una carrera rentable
Elegir una carrera profesional es una de las decisiones más importantes durante la vida de una persona. Es por ello que, tras la charla, los padres y escolares tuvieron un espacio para formular preguntas sobre la carrera de Historia y Gestión Cultural, que este 2014 cumple 11 años.

¿Dónde trabajará mi hija al terminar de estudiar? -pregunta uno de los asistentes. A diferencia de lo que sucede en otras profesiones, la naturaleza de la carrera permite que el egresado pueda desempeñarse en distintos centros. Esto porque “la cultura se trabaja en diversos lugares”, según indicó Alberto Requena.

La egresada Lilybeth Echeandía conversa con un padre y su hija, interesados en HIstoria y Gestión Cultural.

La egresada Lilybeth Echeandía conversa con un padre y su hija, interesados en HIstoria y Gestión Cultural.

Asimismo, mencionó que se han identificado, entre otros ámbitos de trabajo: museos, centros y fundaciones culturales; áreas de cultura de ministerios, gobiernos regionales y municipios; archivos, bibliotecas y centros de investigación; consultoras y centros de cooperación internacional; programas de responsabilidad social; difusión cultural en medios de comunicación y entornos digitales.

Según Echeandía, “la diversidad cultural que hay en Perú es tan grande que finalmente tenemos cientos de herramientas, oportunidades y recursos que podemos explotar”, en este punto radica la importancia de la Gestión Cultural en el entorno actual. En su experiencia,  además, ha comprobado que sí existe demanda cultural en el país.

El perfil adecuado
Otra de las inquietudes de un padre asistente fue saber cómo era el perfil adecuado de un estudiante de la carrera. Los ponentes mencionaron que los futuros estudiantes se caracterizan por tener un gusto por las artes, el patrimonio y las humanidades, por la investigación y la difusión; la vocación de servicio; el trabajo en equipo.

Asimismo, indicaron que los gestores culturales deben ser creativos y emprendedores. Al respecto, Alberto Requena recordó que los egresados “realizan proyectos que mueven la economía del país”.

IMG_6793

26 alumnos de distintos colegios de Piura participaron del taller creativo.

Gestores culturales en potencia
Durante el taller creativo, los escolares plantearon proyectos para promover el teatro, las danzas, el cine y la fotografía, enfocados en la realidad local. De esta manera, experimentaron el trabajo de un gestor cultural, y recibieron las indicaciones y recomendaciones de la egresada.

Entre las escolares asistentes, Andrea Valverde,  minutos antes de empezar la exposición de su proyecto, mencionó que le ha llamado la atención la oportunidad de aprender a gestionar la cultura, y la posibilidad “de hacer que las personas se interesen y generen un sentimiento de patriotismo hacia lo nuestro”.

Milagros Mogollón, otra de las participantes, resaltó su afán por lograr que la historia trascienda y así ayudar a que otras personas también la conozcan. “Definitivamente me animaría a estudiar esta carrera”, puntualizó.