“Krugman se equivoca sobre la importancia de la manufactura”

Guillermo Dulanto comenta las declaraciones del premio Nobel de Economía en su paso por nuestro país. Para el especialista de la UDEP, el economista estadounidense no es tan optimista sobre la economía local.

Dulanto1 ¿Cree que Paul Krugman, como Nouriel Roubini hace unos días, es optimista sobre el Perú?
Krugman no es tan optimista. Él dice que hay que tener cuidado con lo que pasa en China y en Estados Unidos y ha alertado sobre la necesidad de mejorar la productividad y la educación.

Pero él considera que el éxito no pasa necesariamente por la manufactura…
Creo que en ese punto se equivoca; para el Perú es fundamental la industrialización y generar valor agregado. Él es un experto en comercio internacional y partidario de que los países se especialicen. Pero es curioso que reste importancia a la manufactura y alerte sobre la baja demanda de commodities en China.

¿Cómo así?
La teoría en comercio internacional que cree Krugman dicta que si un país tiene capacidad para exportar cobre, debe especializarse en eso y, con las ganancias de esa actividad, importar lo demás. Pero si un país como el nuestro depende solo del comercio de materias primas, está sujeto a los vaivenes de la economía internacional y no genera mucho empleo. Quizá lo que no ha valorado Krugman es la necesidad de empleo que tiene el Perú.

Entonces, Ud. apuesta por la diversificación de las inversiones…
Claro. Si bien somos un país pequeño y no vamos a producir todo, sí es necesario una diversificación, sobre todo, teniendo en cuenta el mercado interno y el empleo.

¿El reto sigue siendo crear valor agregado?
Es más beneficioso. Porque no es lo mismo exportar mango fresco, que da empleo a los agricultores, que exportar mermelada de mango, donde, además de emplear en la agricultura, se genera empleo en una planta. Lo discutible es cómo hacerlo.

¿El Estado debe intervenir?
No creo que el Estado deba intervenir poniendo una planta de mango en Piura. Eso le corresponde al sector privado. Sin embargo, su tarea es crear el ambiente propicio para que las empresas privadas generen un valor privado. Por ejemplo, Chile exporta salmón con empresas privadas en el sur del país donde no hay salmón. Lo están cultivando porque el Estado dio varios incentivos para promover este negocio.

Sobre la alerta de Krugman por el nivel de la educación, ¿dónde se deberían orientar las inversiones en el sector?
La educación es un tema complejo. Pero la unidad principal en esta reforma es el profesor y el vínculo de las familias con los colegios. El gobierno anterior empezó una labor importante con la evaluación de los docentes, pero me parece que ahora se ha descuidado.

¿Apuesta por capacitar a los docentes?
Se trata de capacitarlo y también de controlarlo, porque no basta con tener grandes colegios o profesores capacitados si los docentes no asisten a las clases. Por ejemplo, en la sierra de Piura los profesores se llaman muchas veces ‘profesores de miércoles’ porque llegan solo un día. Es necesario una reforma integral que contemple capacitación, remuneraciones y control.

Junto a la educación, el premio Nobel mencionó la buena administración. ¿Considera que hay riesgo de salirnos de las políticas prudentes?
Creo que ahora es difícil. Tras la hiperinflación, se aprendió que el país no puede gastar más de lo que tiene. Tampoco creo que esté en riesgo la autonomía del BCR. No creo que a ningún político se le ocurra.