“La vida no nos pertenece”

El Dr. Pablo Arango, pionero de la facultad de Medicina de la Universidad de la Sabana (Colombia), habla sobre el principal lineamiento de la bioética y hasta dónde ha llegado a desvirtuarse.

pablo_arango3

Pablo Arango Restrepo es doctor en bioética por la Universidad de Murcia (España) y goza de 20 años de experiencia como pionero y docente de la Facultad de Medicina de la Universidad de la Sabana. En su visita al campus de Lima de la UDEP, se reunió con los doctores María Laura Malespina y Jaime Millás Mur para comentar los lineamientos de la bioética y para describir ciertas situaciones que los opacan.

La vida: la tenemos, pero no nos pertenece

“Poseer vida implica un misterio, la tenemos, pero no es nuestra”, dice Arango. Para el médico, la línea fundamental de la bioética es el ‘respeto a la vida’, actitud que ya no se practica porque esta  se manipula sin límites en un laboratorio.

“Ahora la vida se diseña. Con la fecundación in vitro se puede ser dueño de 8 embriones: si se quiere se implanta uno, se guardan dos, se congelan cuatro y, desecha el que queda. Luego, se decide si sirven los masculinos o los femeninos. De los seleccionados, uno puede quedarse con los sanos y botar los enfermos. Hasta se puede elegir que un niño tenga aficiones matemáticas, cabello rubio, ojos azules y que sea deportista”.

pablo_arango2

El Dr. Pablo Arango trabajó en el Hospital de La Samaritana, como médico especialista en cirugía ortopédica y traumatología, durante diez años.En 1993, dejó esta institución para vincularse a la Universidad de La Sabana con el objetivo de diseñar y poner en funcionamiento la Facultad de Medicina. Así se convirtió en su primer decano.

Consciente de la importancia de la bioética en la formación profesional, hoy trabaja en el ‘Plan humanístico’, una iniciativa que plantea que en todas las carreras se dicten cursos de bioética

Esta publicación fue escrita en la sección Gente. Guarda el enlace.