Miguel Grau cobra vida en Piura por su aniversario 180

En homenaje al héroe piurano, la licenciatura de Historia y Gestión Cultural de la UDEP organiza hasta el sábado 26 un recorrido teatralizado por la Casa Museo de Grau en Piura.

La madre de Miguel Grau no deja de sonreír. Vestida con un traje típico de las mujeres nobles de inicios del siglo XIX, Luisa Seminario del Castillo, recibe a los visitantes en el patio delantero de su casa. Y de pie al lado de un busto con la figura de su hijo, narra cómo la casona de la calle Tacna de Piura ha pertenecido a su familia por generaciones. Habla también de la arquitectura del lugar, de los tejados, de las puertas y ventanas de madera, de la vida republicana.

Marcia Jiménez durante su interpretación en Piura.

Marcia Jiménez durante su interpretación en Piura.

¿Cómo así? Marcia Jiménez, alumna de segundo año de Historia y Gestión Cultural de la UDEP, interpreta este personaje como parte del proyecto “Miguel Grau vuelve a su casa de Piura”, que la Facultad de Humanidades ha organizado en la Casa Museo Grau a propósito del aniversario 180 del nacimiento del héroe y los 50 años de fundación del museo.

Se trata de un recorrido teatralizado por todos los ambientes de la casa. Junto a Marcia, Fernanda Mogollón, también estudiante de Historia y Gestión Cultural, da vida a la esposa de Grau, Dolores Cabero Nuñez, y Carlos Reyes, egresado de la carrera, interpreta al héroe piurano. Cada uno muestra una parte de la casa y cuenta, como si fueran recuerdos, extractos de la historia del Perú.

Diana Aguirre, autora del producto interpretativo, explica que el proyecto nació 2005 con el fin de atraer a un público más amplio a los museos: “El objetivo es acercar a los visitantes ofreciéndoles un formato dinámico, donde se muestren los valores del héroe y los visitantes puedan participar”.

Fernanda Mogollón y Carlos Reyes, interpretando a Dolores Cabero Nuñez y a Miguel Grau.

Fernanda Mogollón y Carlos Reyes interpretando a Dolores Cabero Nuñez y a Miguel Grau.

El público
Si bien los escolares conforman la mayor parte del público, los niños también llegan con sus padres a enterarse de la vida de Grau. Gabriela, de 6 años, y Andrea, de 11, llegan con su madre, Alicia Ñahuin.

“Creo que la casa de Grau es una parada obligatoria para conocer nuestra historia. Y en este caso un recorrido con teatro es mucho más atractivo que al típico guía que muestra un museo. Ilustra muy bien la historia para nuestros hijos”, comenta.

Fernanda Mogollón interpreta la lectura de las cartas de Grau a su esposa.

Fernanda Mogollón interpreta la lectura de las cartas de Grau a su esposa.