Perú y China: “Somos diferentes pero somos los mismos”

Entrevista a Guillermo Dañino

La contradicción enunciada en el título de este texto describe perfectamente el centro del mensaje que transmite en sus conferencias el doctor Guillermo Dañino, profesor de literatura china y taoísmo en nuestro país; y de Lengua y literatura, en universidades de la República Popular China. Hace poco visitó la Universidad de Piura, invitado por el Instituto Confucio de esta casa de estudios, y explicó el porqué de su filosofía.

Es un amante de la poesía y de la literatura; se nota de inmediato al hablar con él, como se nota su gran admiración por la poesía china y sus representantes. “Me he comprometido de por vida, desde hace algunos años, a tratar de compartir los valores de la cultura china con los pueblos de habla española para que haya una integración cultural que preceda a una integración total. Esta es la esperanza del mundo. Que los pueblos no compitan, no luchen entre sí sino que traten de unificarse a través de los valores y estos, muchas veces, están presentes en las obras literarias”.

En la UDEP, dictó conferencias a los estudiantes de Comunicación y a los de Humanidades: “China, ayer y hoy: dinamismo de una fidelidad” y también sobre la figura de Mo Yan, premio Nobel de Literatura 2012, ambas tuvieron gran acogida.

Solo las costumbres nos separan

El profesor universitario explica el creciente interés  de las diversas poblaciones por conocer las otras culturas, especialmente de los chinos por la cultura peruana y viceversa. “El inicio de uno de los pensamientos de Confucio dice: Todos somos iguales, solamente las costumbres nos separan. Las costumbres van aprendiendo mutuamente y con el tiempo se van compartiendo también. Sin embargo, hay algo que es compartido desde el inicio: la esencia de la naturaleza humana; en ese sentido, cuando encontramos una cultura como la china que es tan lejana, nos estamos encontrando a nosotros mismos, por las mismas características de la esencia de la naturaleza humana”.

Por su experiencia sobre China y Perú presume que las actividades que realizan ambos países para conocerse más, son simultáneas. “En China se están multiplicando los centros del estudio del español y se realizan concursos. Por ejemplo, la embajada peruana en China ha organizado un concurso por televisión para estudiantes de español; el premio es un viaje al Perú. Hay una serie de relaciones interesantes que se están multiplicando y que están conectando cada vez más intensamente a los dos mundos”.

Las conexiones actuales Perú-China

El profesor de las universidades Mayor de San Marcos y de la Pontifica Universidad Católica del Perú; y de las de Nankín y Pekín, de la República Popular China tiene razones para afirmar que en el Perú también hay un interés mutuo cada vez más creciente. “No solo por la producción, que es cada vez mayor en nuestros mercados, sino sobre todo por la cultura tradicional china, tan antigua y tan rica. Se multiplican las actividades en todos los sistemas de comunicación, desde la televisión y la radio, hasta las escuelas, universidades y centros de estudios de todo tipo. Se nota una especie de efervescencia que no existía antes, en los dos lugares, porque el español que se estudiaba hace algunos años en China era un español limitado a solo unos puntos”. Informa también que, actualmente, en las escuelas primarias y secundarias de China ya se está dictando el español; y, en nuestro país, se estudia la lengua china. “Por otra parte, se nota una cierta afinidad y hay múltiples intereses que son comunes: del desarrollo del mercado, de la producción, relaciones culturales, el pensamiento, de compartir los valores, etc. Son movimientos que van desarrollándose, felizmente, con rapidez y que prometen un futuro próximo, no tan lejano, cada vez más intenso, más fructífero y más feliz”.

Encuentro de la literatura china y la peruana

Más que diferencias, Guillermo Dañino habla de las coincidencias de nuestra literatura con la del país oriental. “Por ejemplo, cuando hablamos de realismo mágico, creemos que hablamos de una tradición absolutamente nuestra, en el sentido de la literatura en español, pero no es así. Los chinos han tenido realismo mágico desde hace siglos. No solo en la literatura original que es un poco mitología y relatos que hablan de cosas maravillosas que pueden no ser verdad pero que traen mensajes, sino que de las 4 novelas fundamentales, una de ellas (Peregrinación al oeste) tiene capítulos que son imaginados; sin embargo, entran en el relato como si fueran ciertos. Este juego literario es exactamente el mismo del realismo mágico que podemos ver en García Márquez u otros autores de esa línea. Esta serie de coincidencias, que son sumamente curiosas, nos demuestran que somos diferentes pero somos los mismos”.

“Apreciar la literatura es mucha veces apreciar un pueblo y lo que este tiene de positivo. Esto va enriqueciendo a la humanidad en todo nivel. Acaba de publicarse en China un libro de Patricia Castro: la biografía e historia de unos 14 chinos enamorados del Perú. Así se llama el libro ‘Enamorados del Perú’. Es decir, la corriente de atracción de Perú por China es compartida por muchos chinos que se detienen a considerar nuestro mundo y se fascinan por algunos aspectos de nuestra cultura. Ojalá que esas fascinaciones se multipliquen, den muchos frutos y que la gente vaya armonizando más, porque este es el futuro que se espera de la humanidad”.

Mo Yan, un Premio Nobel

Me llamó la atención que dictara, para universitarios, una charla sobre este Premio Nobel.  “Me impulsa el interés de la gente. Pareciera que a Mo Yan lo hubieran colocado en una vitrina: todo el mundo lo ve y se pregunta quién es, qué hizo, por qué tiene el premio, qué escribió. He leído bastante su obra; y me fascina, como muy pocas veces me ha sucedido. Es de una imaginación tan extraordinaria; de una manera de sentir las cosas humanas tan profundamente y con una habilidad para componer situaciones y relaciones humanas que me quedo admirado. Es agradable descubrir sus procedimientos que no son nuevos pero que son renovados, de creación de una manera tan original, tan artística y, al mismo tiempo, tan realista que nos demuestra que este señor es realmente un gran escritor. En sus obras se ve que hay una valoración del tiempo, de la realidad, a pesar de que se estén utilizando mecanismos de imaginación y ficción”.