Gastón Cruz

“Cortar los algarrobos dejaría una ciudad desolada y calurosa”

Municipalidad de Piura y UDEP lanzaron la campaña "Verdes nuestros algarrobos", con el fin de identificar, conservar y revalorar a los algarrobos más longevos de la ciudad.

Gaston Cruz algarrobos

El Dr. Gastón Cruz presentó la campaña con la presencia del presidente del Club Grau, Humberto Fossa y funcionarios municipales.

El salón de actos del Club Grau fue el escenario para el inicio de la campaña: “Verdes nuestros algarrobos”, iniciativa lanzada por la Municipalidad Provincial de Piura y la UDEP con el fin de identificar, proteger y revalorar los algarrobos más longevos que existen en la ciudad.

“La idea es que los vecinos puedan ayudar al cuidado y conservación de estos árboles que son símbolos de Piura. No debemos dejar morir a los algarrobos y menos cortarlos porque esta práctica, en el futuro, dejará una ciudad desolada y calurosa”, afirmó el doctor Gastón Cruz, profesor de la Facultad de Ingeniería de la UDEP, quien expuso el estudio realizado por el ingeniero Ishiro Nishimura, voluntario japonés quien, relacionando la dendrocronología con las medidas del árbol, logró identificar 130 algarrobos cuyas edades fluctúan entre los 60 y los 270 años.

Durante la presentación, Cruz Alcedo afirmó que uno de los principales problemas que afronta el algarrobo es la escasa producción de algarroba. Esta situación se debe a diversas razones, entre ellas, la falta de lluvias. Según los  registros, las precipitaciones en la ciudad fueron menores a 10 mm (desde junio del 2014 hasta hoy). Este problema se agrava por la acción humana con la modernidad industrial, que aceleran la deforestación de inmensas cantidades de bosques.

Algarrobo longevo en Club Grau

Cerca de la puerta de ingreso del Club Grau se encuentra un algarrobo de 235 años.

En ese sentido, el investigador señaló que las entidades involucradas en el cuidado de estos árboles pueden tomar algunas medidas de protección: la preparación del mapa de la ciudad en el que se indique la ubicación de los algarrobos; elaborar un diagnóstico de los árboles dos veces por año; abastecer de nutrientes y definir un tipo de riego; establecer una asociación público privada de apoyo a esta iniciativa; entre otras acciones. La campaña contempla divulgar la investigación mediante un folleto y mapa de ubicación.

Al finalizar la presentación, la Municipalidad de Piura y la UDEP entregaron una certificación a las personas e instituciones que contribuyen a la conservación de estos algarrobos. El primero en ser reconocido fue el Club Grau, institución que conserva dos árboles antiguos ubicados en el frontis de su sede. Uno de ellos tiene 235 años. El certificado lo recibió el presidente del Club, Antonio Fossa. Asimismo, se entregó el reconocimiento a tres personas por su contribución a cuidar un algarrobo longevo en su vecindario: Paula Távara, Enrique Baca Carrión y Gabriela Celi Zapata.

Certificación cuidado del algarrobo

La señora Paula Távara recibió una certificación por el cuidado del algarrobo. En la imagen junto con el presidente del Club Grau, Humberto Fossa y el Gerente de Población, Salud y Medioambiente de la Municipalidad, Ing. Severín Fahsbender.

Es importante señalar que la campaña se lanzó en el marco de las actividades del Día de la Algarrobina y la Semana del Algarrobo, que dirige la Municipalidad de Piura, y continuará a lo largo del año procurando que pronto llegue a los colegios de la región con el apoyo del Gobierno Regional. La comuna ya se ha sumado a la iniciativa de la UDEP y ha ofrecido su apoyo para el cuidado y promoción de dichos algarrobos longevos, esperando que otras instituciones se unan a la campaña y se constituya un comité promotor.