“Aypate debe incluirse en la agenda regional”

Representantes de instituciones públicas y privadas se reunieron en la UDEP y acordaron trabajar coordinadamente para lograr el desarrollo del complejo arqueológico comprendido en el Camino Inca.

Lograr que la declaratoria del Qhapaq Ñan como Patrimonio Mundial genere el desarrollo de Piura a través de Aypate, requiere mejorar una serie de condiciones y actuar en diferentes frentes: infraestructuras, fortalecimiento de capacidades en tema educativo, cultural y turístico; por ello, debe ser prioridad en la agenda regional, expresa la Mgtr. Diana Aguirre, gestora cultural  y profesora  de la Facultad de Humanidades de la Universidad de Piura (UDEP).

Aypate 1

“Tenemos que lograr que Aypate sea un tema prioritario. Hay carencias que se deben atender para que este lugar pueda darle un impulso de desarrollo, no solo a la comunidad sino también a la región. Es nuestro primer patrimonio mundial”, expresó Aguirre, luego de la reunión realizada en el Campus Piura, de la UDEP. Participaron representantes de la Universidad Nacional de Piura, la Dirección Regional de Turismo, la Dirección Regional de Educación, las municipalidades de Piura y Ayabaca, la Dirección Desconcentrada de Piura, entre otras.

La gestora cultural recordó la necesidad de que se retome el proyecto de mejoramiento de accesos y carreteras para la zona, ofrecido en el 2014, cuando se logró el reconocimiento del Qhapaq Ñan como Patrimonio Cultural, y por ende del complejo arqueológico de Aypate, un centro administrativo regional asociado al camino inca como infraestructura construida en la ruta.

Aypate 3

En la reunión, también participó la vicerrectora de Investigación de la UDEP, María Pía Chirinos, quien renovó el compromiso de esta casa de estudios para trabajar desde las facultades de Ciencias de la Educación y Humanidades, en la formación de los profesionales que promuevan –en el futuro– la enseñanza de los conocimientos, valores y cultura, de los habitantes de la zona.

Integración
El coordinador de Participación Comunitaria del Proyecto Qhapaq Ñan, Rodrigo Ruiz Rubio, explicó que, a pesar de haber logrado el reconocimiento como Patrimonio Mundial, la declaratoria puede perderse si no se trabaja para hacer sostenible el proyecto Aypate, en distintos aspectos.

Destacó la importancia de elaborar el Plan de Gestión que integre a todas las entidades en un trabajo conjunto, para aprovechar las oportunidades de la declaratoria de patrimonio mundial, generar la puesta en valor del sitio y promover una visión colectiva a favor del desarrollo de las zonas cercanas al lugar y de la región.

Aypate 2

Como ejemplo, señaló que en Ayabaca se debe promover la creación de centros de salud que garanticen la atención de turistas en casos de emergencia y atender los problemas sociales para prevenir conflictos, entre otros factores. “Se trata de convertir a Aypate en un factor de desarrollo para la región”, expresó Ruiz Rubio. Señaló también que la participación de las universidades es importante, a través de la formación de los profesionales, y por las investigaciones que puedan realizar o los proyectos productivos que generen.

Se espera que para junio ya se hayan elaborado los principios del Plan de Gestión que integrará las propuestas de los grupos de interés: municipalidades, universidades, comunidades, ronderos, Gobierno Regional, empresas, entre otros.

Se busca un proceso participativo en el que los protagonistas sean las comunidades de Ayabaca bajo los lineamientos del Proyecto Integral Aypate y el apoyo de todos los involucrados en la región.

El dato
Se espera que en junio, cuando se celebre el primer año de la declaratoria del Qhapaq Ñan como Patrimonio Mundial, los representantes de los 6 países, comprendidos en el Camino Inca, se reúnan en Aypate. Lograr la reunión en la Región dependerá del avance del mejoramiento de las condiciones, dijo Ruiz.