Elizabeth Hernández

Docente de la UDEP es nombrada ‘Huésped Ilustre’ de la ciudad de Loja

La docente de Historia de Humanidades, doctora Elizabeth Hernández, recibió el reconocimiento de ‘Huésped Ilustre’ de la ciudad de Loja durante su participación en el Congreso Internacional de Historia.

Elizabeth HernándezEl alcalde de Loja, José Bolívar Castillo Vivanco, entregó el reconocimiento en la Puerta de la ciudad de Loja a quienes, desde hace varios lustros, se dedican a estudiar el sustento histórico de las relaciones que unen a Ecuador y Perú. Por ello, los historiadores expositores del Congreso de Historia ‘Loja Histórica’ se hicieron acreedores a este pergamino, entre los que destaca Elizabeth Hernández, historiadora y docente de la Facultad de Humanidades de la UDEP.

La docente resaltó el valor de recibir esta distinción, sobre todo, por tratarse de una ciudad con la que el Perú ha establecido vínculos comunes y con la que permanece hasta el día de hoy conectada. “Ser nombrada ‘Huésped Ilustre’ es un reconocimiento muy grande por tratarse d e una ciudad de un país extranjero, limítrofe al nuestro y que de muchas maneras forma parte de nuestra historia nacional; y no solamente me refiero a las cuestiones internacionales, sino a un conjunto de elementos que vienen de antiguo.”

DistinciónHernández agradeció la distinción recordando que Loja siempre es un espacio de investigación para los que se dedican al estudio de la historia del norte peruano.  “Basta repasar mentalmente el devenir de nuestros pueblos para advertir muchos lazos comunes. Para los que nos dedicamos al estudio de la historia del norte peruano, Loja es muy importante: siempre aparece conectada a nosotros en los intercambios, en los nombres de familias, en los estudios hagiográficos, en las costumbres, en las tradiciones, en la gastronomía, en los procesos culturales, en definitiva en un sinfín de elementos vinculantes que perduran”.

Finalmente indicó que “en lo personal, tanto en mis investigaciones como en mis historias familiares, Loja ha sido un referente. Por toda esta carga histórica y emotiva, es que este reconocimiento inesperado es un auténtico privilegio, y es también un acicate para seguir en este camino de redescubrimiento de nuestra historia regional a través de una de mis pasiones: la investigación.”