JAVIER CANOSA

“El Derecho canónico ayuda a que la justicia esté más cerca de las personas”

Profesor de la Pontificia Universidad de la Santa Cruz de Roma describe la vigencia del Derecho canónico.

javiercanosa_udep

En su visita a Campus Lima de la UDEP, el P. Javier Canosa describió el ámbito de desarrollo del Derecho canónico y analizó dos de sus conceptos claves: la justicia y la caridad.

¿Cuál es el escenario actual dónde se desarrolla el Derecho canónico?

El Derecho canónico expone que la dimensión de justicia es inseparable de la dimensión de la caridad. Podemos concebirlo como una apertura a los valores transcendentes, porque ayuda a elevar la mirada a metas que no se quedan en lo inmediato, ni en el consumismo, ni en el individualismo.

El Derecho canónico tiene vida, porque contribuye a la vida de la Iglesia. La Iglesia evangeliza con la doctrina de Jesucristo que pide paz en el mundo, paz que debe empezar en el interior de la iglesia.

El Papa Francisco cuando habla, por ejemplo, de ecología o de la atención que merecen los más necesitados, plantea desafíos que requieren adecuar las estructuras de colaboración de la curia romana y, por supuesto, piden también una respuesta del Derecho canónico. Es natural, por tanto, que las normas canónicas salgan al paso de estos nuevos retos.

Sin embargo, en el contexto actual, parece que la justicia y la caridad son dos dimensiones que no acaban de encontrarse…

Para un canonista, el dato fundamental es la realidad de las cosas. Lo justo está en la realidad, no en las ideas; y la realidad involucra cosas y personas, quienes además tienen una dimensión espiritual.

En la vida espiritual de las personas se necesita de la justicia y misericordia de Dios. El canonista no puede prescindir de la misericordia, ni en su vida ni en el ejercicio de su profesión. La legislación del Derecho canónico está impregnada del sentido de misericordia porque es, precisamente, lo que Jesucristo ha enseñado en la Iglesia.

Dios es infinitamente misericordioso y justo, dos cualidades que no pueden contraponerse. Si ser misericordioso implicara ser  injusto, habría un defecto en Dios y esto es imposible.

El Papa Francisco tiene una especial predilección por la familia, sus luces y sus sombras, ¿el Derecho canónico ayuda a esta comprensión?

Es un desafío formar bien a los canonistas, pero también dar a conocer la importancia de su oficio para resolver crisis matrimoniales, por ejemplo. Restar importancia al derecho canónico agudiza esos problemas.

Por su parte, el Papa Francisco promueve la formación de expertos en Derecho canónico matrimonial para que la justicia esté cada vez más cerca de las personas en Iglesia.

También visitó la UDEP el P. José Tomás Martín de Agar, profesor de Derecho eclesiástico de la Pontificia Universidad de la Santa Cruz de Roma, quien precisó el sentido de la laicidad del Estado. Lea la entrevista: “El Estado es laico, la sociedad no”.