El Tiempo en la sociedad piurana

Un diario recoge las noticias que se producen en una jornada. “Noticia” proviene del latín “notum” que en castellano significa “lo conocido”. Un diario por tanto recoge y difunde lo que le es conocido cada día.

Todos los seres humanos desean conocer por naturaleza, según Aristóteles. Para el ser humano vivir es conocer y conocer es vivir. Un principio filosófico neoplatónico sostiene que lo bueno se difunde por sí mismo. Es bueno conocer, enterarse de lo que sucede cada día. Es esto lo propio de un diario: difundir las noticias como un bien para el medio social.

Estas reflexiones pretenden ser un tributo de aprecio y admiración al aproximarse la celebración de los 99 años de labor continua de El Tiempo de Piura.

Como se ha afirmado antes, una noticia en sí es un bien, porque amplia el conocimiento. Y es natural la apetencia a conocer más. Pero el bien para cada persona y para la sociedad implica un justo orden. Hay bienes superiores e inferiores. Por esto la información requiere una estructuración conveniente que hay que descubrir y realizar constantemente en la labor periodística. Se requiere que un diario sea acertado y responsable en su trascendental función de ordenar la información con la que nutre a sus lectores y contribuye al mejoramiento de la vida de ellos.

Continuar en el admirable afán de armonizar el logro de los bienes inmediatos de la empresa periodística y tender, por medio de la información, a la consecución del bien común, es ciertamente un difícil objetivo, que deseamos para nuestro diario decano de Piura al acercarse sus 99 años; apreciando especialmente la sección de opinión de El Tiempo que he leído a lo largo de los últimos veintisiete años, siempre con interés, y con la que he podido contribuir numerosas veces, buscando lo mejor para nuestra querida Piura.