Raúl Franco Mora y Laura Vargas

“Es importante mostrar a los niños que son valiosos y queridos”

La Oficina Alumni y el Centro Cultural realizaron una actividad en la que se explicó la importancia en el cuidado de la formación en el niño.

Para los padres es importante saber cuál es la manera adecuada de educar a sus hijos, de modo que puedan transmitirles valores y puedan tomar decisiones adecuadas a través de un correcto desenvolvimiento de su comportamiento y personalidad. Como señalan los expertos, este aprendizaje empieza con la familia y, por ello, es que los padres son el referente más importante al convertirse en ejemplo de su desarrollo como personas.

“Durante los cinco primeros años los niños van configurando su autorretrato según lo que observan y les dicen sus padres”, explicó el director del P.A de Psicología, Raúl Franco. Asimismo, diferenció dos formas de desarrollar el autorretrato: siendo una persona reactiva o proactiva. En el primer caso, las personas responde a estímulos y arrojan la responsabilidad en los demás, sienten que todo depende de las circunstancias y no pueden cambiarlo. Por el contrario, las personas proactivas son protagonistas responsables de su vida, genera las circunstancias y también la forma cómo cambiarlas para lograr lo que desea.

De acuerdo al doctor Franco, es importante mostrar a los niños que son valiosos y queridos con independencia de sus obras, especialmente cuando fallan o se equivocan. “Que se hagan cosas equivocadas no quiere decir que sean fracasados. Persona es quien hace, no lo que hace”. El especialista también indicó que debe incentivarse a los niños con frases como “estoy seguro que eres capaz”, “no dudo de tu buena intención”, “sé que lo hiciste si querer”, “si necesitas algo, pídemelo”, entre otras. Sin embargo, afirmaciones como “eres un desordenado”, “siempre estas molestando”, “debes aprender de tu hermano”, “así no llegarás a ningún sitio” o “estoy harta de ti”, solo generan desorden, malestar, un posible rechazo al hermano así como temor y desamor en los niños.

Por otra parte, la doctora Laura Vargas explicó un tema de gran preocupación para los padres: la tecnología, que se encuentra cada vez más inmersa en la vida cotidiana de las familias. Por ejemplo, “los niños leen más rápido, pero la lectura no es profunda. Son más hábiles porque hacen varias cosas a la vez, pero la capacidad de poner más atención disminuye. Esto genera el sedentarismo, pero aislarlos de la tecnología tampoco es realista”, indicó.

Para Vargas, existen criterios en el uso de la tecnología; es decir, debe existir una coherencia entre lo que uno es y lo que se muestra en Internet, ya que se tiende a mostrar un yo que no soy. Además comentó que debe tenerse cuidado con la intimidad ya que todos los contenidos que se colocan en la red se convierten en público. Para la docente, deben establecerse reglas en el uso de la tecnología; por ejemplo, en casa se debe restringir a los niños el acceso a Internet y teléfono a ciertas horas, se les debe enseñar a regular esto para que entiendan que hay momentos también para concentrarse en sus estudios. “Compartir los dispositivos para que todos puedan ver y controlar las webs que se pueden visualizar. Enseñar que los temas importantes se deben conversar personalmente y no a través de la computadora o celular. No dormir con el celular, no utilizar el celular cuando se come y no hablar por teléfono cuando se conversa con otra persona”, expresó.

Asimismo, manifestó que cada persona tiene una circunstancia particular de usar la tecnología y que debe haber una pausa para reflexionar y concentrarse.

La charla “Aspecto Psicológicos en la Educación del Niño” forma parte de los diálogos del Centro Cultural y las sesiones de continuidad Alumni UDEP.