Juan Pablo II a los jóvenes el 2004

“Es necesario saber usar lenguajes adecuados para transmitir mensajes positivos”

La relación del Papa Juan Pablo II y los universitarios derribó fronteras. Los Congresos UNIV permitieron unir a los jóvenes con la Iglesia.

Jovenes Udep y Papa

La relación del Papa Juan Pablo II y los universitarios derribó fronteras. La experiencia de los Congresos Univ, una iniciativa del Instituto para la Cooperación Universitaria (ICU) de Roma, inspirada en las enseñanzas de San Josemaría Escrivá de Balaguer, permitió este acercamiento.

La primera jornada se realizó en 1968, con Paulo VI y continuó en el pontificado de Juan Pablo II, lo que contribuyó a estrechar los lazos de amistad entre la Iglesia y los jóvenes.

A través del Capellanía Informa, en abril del 2004 se recordó que los Congresos UNIV fueron impulsados por San Josemaría Escrivá de Balaguer. En el documento se menciona el mensaje del fundador del Opus Dei y de la Universidad de Piura: “Tarea del cristiano: ahogar el mal en abundancia de bien. No se trata de campañas negativas, ni de ser antinada. Al contrario: vivir de afirmación, llenos de optimismo, con juventud, alegría y paz; ver con comprensión a todos: a los que siguen a Cristo y a los que le abandonan o no le conocen. -Pero comprensión no significa abstencionismo, ni indiferencia, sino actividad”.

“A partir de 1968, los congresos se fueron extendiendo por todo el mundo. En Piura comenzamos a participar desde la Universidad por la década de los 80. Muchos exalumnos llegaron a la fase internacional y asistieron al encuentro entre el Papa y los jóvenes, que despertaba mucho entusiasmo”, recuerda la doctora Luz González Umeres, filósofa de la UDEP.

En el año de su fallecimiento, Capellanía Informa difundió el último discurso que Juan Pablo II pronunciara en el Congreso UNIV 2004. El tema del encuentro era “Proyectar la cultura: el lenguaje de la publicidad”.

“Es necesario saber usar lenguajes adecuados para transmitir mensajes positivos, y para dar a conocer de modo atractivo ideales e iniciativas nobles. Asimismo, es imprescindible discernir cuáles son los límites y las insidias de los lenguajes que nos proponen los medios de comunicación social. A veces, los anuncios publicitarios ofrecen una visión superficial e inadecuada de la vida, de la persona, de la familia y de la moralidad”, les dijo.

Lea Capellanía Informa y el mensaje de Juan Pablo II en el Congreso UNIV 2004