“El gestor cultural es un hacedor de puentes”

El Dr. Enrique Banús, profesor de Humanidades y director del Centro Cultural de la UDEP, profundiza en el perfil y el trabajo del gestor cultural en Perú camino al bicentenario.

A pesar que su trabajo es cada vez más visible en los medios de comunicación, aún no queda claro qué es y qué hace un gestor cultural. Es más, es difícil distinguir su quehacer del de otros profesionales de la cultura. Al respecto, el Dr. Enrique Banús Irusta, profesor de la Facultad de Humanidades y director del Centro Cultural de la UDEP, aclara algunos aspectos sobre la figura del gestor cultural, su labor, y cómo esta se ha orientado en Perú.

 

La Universidad de Piura, desde el 2003, cuenta con la licenciatura en Historia y Gestión Cultural. Conoce más sobre el rol y la formación del gestor cultural en el video.

“Es el trabajo profesional de quienes laboran en el mundo de la cultura sin ser creadores, sino personas que ponen en contacto la sociedad y la cultura, contribuyendo de forma decisiva a la vida cultural”, menciona Banús, respecto a la labor del gestor cultural. Pero, ¿qué lo diferencia de otros actores del ámbito cultural?

El docente explica que un gestor no es un artista (aunque hay artistas que, además, son gestores) ni un técnico ni un administrativo. Agrega que tampoco se trata de un comunicador, aunque deba comunicar de manera constante y convencer a diversos públicos, por ejemplo, de que es importante invertir en cultura.

Enrique Banus web 1

Enrique Banús es profesor de los cursos de Transformaciones culturales y Deontología, y director del Centro Cultural de la UDEP.

“El gestor es siempre un mediador, un caminante entre dos mundos: la cultura y la sociedad, un hacedor de puentes, un soñador realista y un pragmático un poco enloquecido, si se me permite la expresión”, dice. Para él, es cuestión de tiempo y de trabajo bien hecho para que la figura de este profesional termine de perfilarse dentro del mercado laboral.

Desde pregrado
En la actualidad, aún se debate sobre si es conveniente formar a un gestor cultural desde el pregrado, y en el mercado laboral hay profesionales de diversas carreras que ejecutan tareas similares. Sin embargo, el Dr. Banús menciona que este perfil necesita una formación específica, que haga justicia a los dos términos de “gestión” y cultura”. 

Los alumnos de Historia y Gestión Cultural de la Universidad de Piura reciben preparación para trabajar en las diversas industriales culturales.

Los alumnos del Programa de Historia y Gestión Cultural de la Universidad de Piura reciben preparación para trabajar en las diversas industrias culturales.

“No solo debe ser un buen profesional que domine elementos de gestión sino también que haya reflexionado sobre la importancia de la cultura para la sociedad, y que sea consciente de su responsabilidad”, añade. Asimismo, recomienda que, si se articula esta formación en pregrado, debe incluirse contenidos serios de Humanidades, cultura y, por tanto, de antropología y sociología.

Gestión cultural en Perú
Como en la mayoría de países, en Perú, en los últimos años, la política cultural ha estado ligada, primero, a la conservación y luego a la puesta en valor del patrimonio material. En el país, acorde a Banús, hay una fuerte orientación hacia el patrimonio arqueológico. “Se ha descubierto el atractivo que puede ejercer sobre el turismo y, con ello, el retorno económico que puede generar”, explica.

safafaf

El Dr. Banús recomienda atender las posibilidades de financiación privada y de aplicar el “obras por impuesto” a la cultura.

Sin embargo, para el doctor en Filosofía y Letras, hay un gran tema pendiente: la descentralización de la cultura, de manera madura y responsable. Y que esta sea completada con programas importantes de formación para quienes tienen responsabilidades en cultura en todos los niveles.

Asimismo, recuerda que en Perú, con su extraordinaria riqueza cultural y, a la vez, con serias carencias, hay espacio para la gestión cultural tanto del ámbito público como desde el privado. Sobre este último, recomienda atender las posibilidades de financiación privada y de aplicar el “obras por impuesto” a la cultura. “¿Por qué no mejorar las condiciones para el patrocinio empresarial?”, se pregunta.

Camino al bicentenario
La celebración por los doscientos años de independencia es una ocasión para replantearse la política cultural y, consecuentemente, la gestión cultural, según el Dr. Banús. Sugiere tener cuidado de no instrumentalizar la cultura y su gestión en favor de una determinada interpretación de la Historia, que pueda tener connotaciones políticas.

El Dr. Enrique Banús es doctor en Filosofía y Letras por la Universidad de Aechen (Alemania). Es profesor de la facultad de Humanidades y coordinador del Centro Cultural de la UDEP.

Enrique Banús es doctor en Filosofía y Letras por la Universidad de Aachen (Alemania).

“El Bicentenario puede servir para ampliar las prioridades en la puesta en valor del patrimonio: el Perú es un país de una extraordinaria riqueza patrimonial, de diferentes épocas y que muestra raíces culturales muy propias. En ese sentido, el re-descubrimiento del patrimonio de estos dos siglos -incluyendo, por ejemplo, el patrimonio industrial- supone un gran enriquecimiento”, comenta.