Los 5 “cómos” que un gerente financiero debe saber

“Hay que ser capaz de influir en las decisiones del gerente general y apoyar a la estrategia corporativa”

Dragan Joksimovic, gerente de Desarrollo de Negocios y Alianzas en Financiera Efectiva – Grupo EFE y profesor del diplomado en Finanzas, comenta acerca de las competencias que todo gerente financiero debe tener en la actualidad.

foto articulo udep hoy

Como directivo en una entidad financiera, Dragan Joksimovic sabe que los cambios producidos en los mercados a nivel internacional exigen que las empresas cuenten con profesionales del nuevo milenio, que no solo se mantengan permanentemente actualizados en asuntos técnicos sino que sean capaces de trascender su propia labor para estar un paso adelante.

“Antes, hablar del “gerente financiero” era hablar de alguien que manejaba muy bien los números y que pasaba la mayor parte de su tiempo al frente de una computadora. Actualmente, es mucho más que eso y por ende las competencias necesarias han cambiado. El gerente financiero no solo debe manejar bien los números y estar orientado a los resultados, sino que debe ser capaz de influir en las decisiones del gerente general y apoyar en la elaboración de la estrategia corporativa”, señala.

Joksimovic cita a los autores Pablo Sagnier y Luis Baón, quienes en su artículo “La metamorfosis del CFO” sugieren que estas deben ser las competencias del directivo de un área financiera:

  • Aumentar el foco en el negocio: El gerente financiero tiene que centrarse más en los fundamentos del negocio y la creación del valor, y no tanto en la contabilidad y los beneficios.
  • Hablar el lenguaje del CEO: Tanto el CEO como el CFO encarnan actualmente la cara de la organización. Para garantizar la coherencia y la transparencia es fundamental que formen un frente unido en todo momento.
  • Gestionar talento: El CFO ha de dedicar tiempo a la contratación, motivación y desarrollo de una formación adaptada a los miembros de su departamento.
  • Trascender su papel financiero: Desarrollar esta capacidad significa que el CFO se convierta en buen comunicador, solucionador de problemas y gestor de equilibrio entre los distintos grupos de interés.

El profesor del diplomado en Finanzas concluye, de lo antes mencionado, “que hay cinco “cómos” básicos que todo buen gerente financiero debe saber:

  1. Cómo es el modelo de negocio de la organización que maneja. En otras palabras, entender claramente: Qué capacidades tiene la empresa, quién es la competencia y cómo es el cliente.
  1. Cómo aprovechar las distintas herramientas financieras para tomar mejores decisiones: No solo es saber números y calcular, lo importante es tener criterio y coherencia a la hora de interpretarlos y tomar decisiones. Recordemos que tomar buenas decisiones financieras implica aumentar la rentabilidad sin descuidar la solvencia.
  1. Cómo gestionar al personal, a fin de contar con tiempo suficiente para las cosas importantes y delegar las demás.
  1. Cómo persuadir al gerente general o accionistas para tomar las decisiones que él considera correctas.
  1. Cómo, a pesar de las presiones que pueda tener, mantener su independencia frente a los accionistas y grupos de interés”.