La comprensión de las matemáticas

Hay diversos aspectos que influyen en el incremento del índice de comprensión de las matemáticas: educativos, sociales, personales, económicos, etc. En el aspecto educativo, el desarrollo de planes operativos de monitoreo y la capacitación logran una mejor preparación de los docentes. Además, en la última década, desde los órganos intermedios del Ministerio de Educación, se da un proceso oportuno de contratación docente, entrega de  textos escolares y material de apoyo pedagógico.

En cuanto al aspecto económico, se incentivan los logros de docentes y estudiantes mediante bonos, becas y pasantías; inclusive hay un incremento del presupuesto para el sector educativo. En el aspecto social, los municipios, padres de familia y la sociedad civil –en general– están más comprometidos con la educación. En algunas UGEL se han conformado equipos de soporte pedagógico e implementado modelos de gestión educativa que involucran la participación intersectorial.

Otro factor importante es el personal. Se nota un mayor compromiso y predisposición de los docentes con su labor y su capacitación que ha permitido obtener reconocimientos y aceptación de la comunidad educativa.

¿Qué falta? Que estas mejoras sean sostenibles en todos los aspectos; que se sigan dando y se incrementen. Asimismo, seguir trabajando para contar con un Sistema Curricular y un Marco Curricular sostenibles a largo plazo, que contengan las orientaciones para el soporte a la enseñanza como: mapas de progreso, rutas de aprendizaje, currículos regionales, medios diversos para el aprendizaje reflexivo en el aula y evaluaciones nacionales para mejorar la enseñanza.

Es de especial importancia el compromiso de las instituciones formadoras de educadores, como las universidades que tienen facultades de Educación. Estas deben contribuir a la calidad de la enseñanza, a través de formación y capacitación continuas de los docentes, que involucren la investigación y la innovación. Por último, las instituciones formadoras deben mejorar continuamente el perfil de sus egresados y contar con una plana de especialistas –para formar profesores– con grados académicos de magíster y doctor.

Como vemos, si bien hay logros que se deben reconocer, tanto en los niveles de comprensión lectora como de comprensión de las matemáticas, también hay mucho trabajo que hacer y retos que cumplir.