Ópera

La ‘Lucía’ del mundo en el Perú

Un seleccionado elenco internacional de belcantistas reunió la ópera Lucía di Lammermoor ofrecida en dos únicas funciones en el Gran Teatro Nacional como parte del VIII Festival Alejandro Granda.

‘Lucia di Lammermoor’ (Lucía de Lammermoor en español) es una de las piezas de ópera más representadas a nivel mundial. Esta trágica historia de amor, obra del compositor italiano Gaetano Donizetti, se inspira en la novela ‘La novia de Lammermoor’ de Walter Scott, conocida como la versión escocesa de Romeo y Julieta.

Del 28 al 30 de abril, la Asociación Cultural Alejandro Granda organizó el VIII Festival Internacional de Ópera del mismo nombre, que presentó en el Gran Teatro Nacional la puesta en escena de ‘Lucía di Lammermoor’.

Lucia di Lammermoor

Durante el desarrollo de la obra, el público fue testigo de la seriedad y compromiso de los profesionales involucrados en cada proceso de la puesta en escena. La calidad del trabajo de cada uno de ellos se puso de manifiesto en el espectáculo en vivo: desde el  director de orquesta, Carlos Izcaray; el director de escena, Allex Aguilera, pasando por el director del coro, Javier Súnico;el director de vestuario, Adán Martínez, hasta el elenco que participa, que hicieron notar la preparación y dedicación requerida.

Sorprende encontrar en Lima una ópera bien planteada. Es decir, todas las artes que se combinan en este género poseen un nivel aceptable, la interpretación de la orquesta y de los solistas, el vestuario, el juego de luces, entre otros. Como resalta Miguel Molinari,  “esta obra exige mucha técnica belcantista, por ello los protagónicos poseen altísimo nivel técnico, estilístico y musical. El rol principal de Lucía, de por sí, tiene muchas dificultades técnicas, artísticas y estilísticas que la soprano australiana Jessica Pratt afronta con total genialidad. Ella es la  Lucía de hoy en día”.

En esta ópera, como en todas, la singularidad de las voces sumadas a una técnica impecable es la que genera esa comunicación clara y directa hacia la sensibilidad de los espectadores.

Del elenco, se resalta la participación de la soprano australiana Jessika Pratt y el barítono coreano Julian Kim. Pratt, desde el inicio de la obra, expresa esa inestabilidad psicológica que el papel requiere; además, nos deleita con bellos matices y control absoluto de la voz, que le otorga carácter teatral a su voz en los momentos claves y necesarios. La soprano posee una facilidad absoluta para entonar sobreagudos poderosos que incluso se sobreponen a la orquesta y el coro. Dos de los momentos cumbre son sin duda el famoso sexteto chi mi frena in tal momento  y la escena de la locura il dolce suono, donde conversa con la flauta convirtiendo su voz en un ave y  generando un misterio elegante y fino.

Por otro lado, la sorpresa del festival fue el barítono coreano Julian Kim, su presencia escénica y voz imponente atraen la atención del espectador desde su primera aparición. Sus agudos son avasalladores, encanta sobre todo en el duetto con Lucia Soffriva nel pianto… Se tradirmi tu portrai.

Hay que resaltar la correcta intervención del Coro Nacional, y aunque sonó muy seguro se hicieron extrañar los matices de fortes y pianos. Es de hacer notar el trabajo del elenco de solistas peruanos, quienes estuvieron a la altura del elenco internacional.

Lucia di Lammermoor

Argumento

País: Escocia. Lucía y Edgardo se enamoran y se prometen en matrimonio a pesar de la rivalidad entre sus familias. El hermano de Lucía le hace pensar que su amado la ha olvidado y la obliga a casarse con otro. Lucía enloquece, mata a su reciente esposo y luego se suicida. Finalmente Edgardo también se suicida para reencontrarse con ella.

Detalles:

  • La ópera de Donizetti tiene momentos memorables desde el inicio como el “Cruda…funesta smania!” (Cruel y funesta ira) que canta Enrico; o el dueto entre Lucia y Edgardo que termina el primer acto. Además, el famoso sexteto del segundo acto y la exigente escena de la Locura del acto tercero convierten a esta obra en una de las preferidas por los amantes de la lírica.
  • Desde su renacimiento, Lucía de Lammermoor se ha convertido en una referencia del repertorio operístico estándar, y aparece como número 19 en la lista de  Operabase de las óperas más representadas en el mundo.
  • La dirección de orquesta estuvo a cargo del maestro venezolano Carlos Izcaray. El brasileño Allex Aguilera se encargó de la dirección de escena, escenografía e iluminación. Los vestuarios son del colombiano Adán Martínez.

Elenco

Jessica Pratt Lucía Ashton
Arnold Rutkowski Sir Edgardo di Ravenswood
Julian Kim Lord Enrico Ashton
Marko Mimica Raimondo Bidebent
Juan Pablo Marcos Lord Arturo Bucklaw


Coro Nacional del Perú. Director: Javier Súnico.
Orquesta del Festival Alejandro Granda. Director: Carlos Izcaray.
Producción y Dirección Escénica: Allex Aguilera.
Vestuario: Adán Martínez.
Esta publicación fue escrita en la sección Opinión. Guarda el enlace.