Universitarios hablaron en cuatro lenguas

Los alumnos de la UDEP asumen el #RetoDeLasLenguas

El grupo Defensores del Patrimonio Cultural cumplió el desafío lanzado por el Ministerio de Cultura para concientizar sobre la importancia de las lenguas nativas. Hablaron mochica, shipibo, aymara y quechua.

Alumnos de los programas de Historia y Gestión Cultural, Educación Comunicación y Derecho, que conforman el grupo Defensores del Patrimonio Cultural –voluntariado acreditado por el Ministerio de Cultura, Mincu–, participaron en El Reto de las Lenguas, una campaña promovida por el Mincu, con la finalidad de incentivar el aprendizaje y la valoración de las distintas lenguas indígenas que existen en el país. Ellos hablaron algunas frases en shipibo, aymara, quechua y mochica.

Este reto, según la información  mostrada en la web del Ministerio de Cultura, consistió en grabar un vídeo en una lengua indígena y, después, retar a otra persona a hacer lo mismo. Los interesados en participar deben atender a la información del tutorial  del Mincu, seguir los pasos indicados hasta realizar la grabación. Una vez listo, el vídeo debe ser subido a una red social con el hashtag #RetoDeLasLenguas.

Los Defensores del Patrimonio de la UDEP decidieron ser parte de esta campaña y cumplir el reto.  Claudia Pineda, miembro del programa y alumna de la licenciatura de Historia y Gestión Cultural, de la Facultad de Humanidades, asumió el reto de hablar en shipibo, la lengua de la etnia shipibo-conibo del país.

Para ella, “la experiencia fue muy divertida y fructífera”, pues le permitió reflexionar sobre el valor de las lenguas indígenas y el respeto por los grupos étnicos que las hablan. “A veces me confundía en la pronunciación y sentía que hablar mal su lengua era como si alguien hablara mal mi idioma”.

Gustavo Pacherre, también defensor del patrimonio, dijo que la experiencia del reto fue muy gratificante, pues le permitió aprender sobre la riqueza lingüística del Perú. “Fue difícil hablar en aymara”, debido a la complejidad en la pronunciación de los términos, aseguró. No obstante, consideró excelente la iniciativa para revalorizar las lenguas y la cultura. “Debemos tener en cuenta que no es simplemente hablar una lengua, sino también estudiar los usos y costumbres de la gente alrededor de esa lengua”, subrayó.

El reto también permitió que algunos cumplieran su deseo de hablar la lengua de los Andes centrales, como ocurrió con Nassha Córdova, miembro del grupo desde el 2013 y alumna de la Facultad de Derecho. “Siempre he querido aprender quechua y este reto me ayudó a cumplir una pequeña parte de mi objetivo”, comentó.

El valor de la cultura
La profesora de la Facultad de Humanidades y miembro del equipo de Defensores del Patrimonio, Diana Aguirre, señaló que el objetivo del grupo al realizar el reto fue “visibilizar la campaña dentro de la Universidad de Piura, para que más jóvenes se interesen por las lenguas indígenas, las valoren y se animen a aprenderlas”.

Dijo  que la difusión de este tipo de actividades propicia la unión del país en pro de la defensa del legado cultural y de la valoración del rol de la cultura en el desarrollo.

Desde el 2013, algunos profesores y alumnos de la Universidad de Piura que integran Defensores del Patrimonio cuentan con la acreditación oficial del Ministerio de Cultura, pues el programa de voluntariado es parte de la Dirección General de Defensa del Patrimonio Cultural. Los miembros están comprometidos en difundir y valorar el patrimonio.

Actualmente, el grupo gestiona su inserción oficial en UNIVAS, de modo que en los próximos meses sea posible hacer una convocatoria a más universitarios. (Por Elsa Bazán – Reporteros.info).