Prof. Arturo Hernández Chávez

“Toda obra extraordinaria nace de una idea”

Con un teclado sobre el escritorio, algunos apuntes en la pizarra y gran ingenio didáctico y musical, el Director del Coro Universitario enseñó a descubrir el secreto de geniales compositores.

La hora pasó volando. El aula XL1 estaba envuelta en ‘aroma’ musical. En el rostro de quienes asistieron a la charla, había arrobamiento y admiración que se hacía más latente cuando el maestro Arturo Hernández interpretaba las grandes piezas musicales o parte de ellas, o exhibía videos de grandes orquestas y corales, en genial interpretación de obras de trascendencia mundial.

Aula de Cultura prof Hernández (5)

Poco a poco, en el Aula de Cultura, organizada por la Facultad de Ciencias de la Educación, los asistentes fueron descubriendo los motivos de inspiración, los temas, la idea musical, acompañamiento y otros detalles de los compositores más famosos, como Clayderman, Richard Wagner, Beethoven, Mauricio Ravel y otros. Fue a través de la charla “El compositor y su creación musical” que ofreció el director del Coro Universitario de la UDEP.

Aula de Cultura prof Hernández (10)

El maestro Hernández aseguró que la música tiene un papel muy importante en la formación de la personalidad del ser humano. Entre acordes y melodías de magistrales piezas como La Marcha Nupcial de Mendelssonhn y la de Wagner; El Bolero, de Ravel; “La máquina de escribir”, de Anderson, entre otras, ilustró a los asistentes sobre cómo surge la idea o el tema musical de los compositores.

Luego, ilustrando musicalmente, explicó que no a todos los compositores les llega la inspiración rápidamente. Están los espontáneos, a los que la inspiración les llega en un momento; los constructivos, como Beethoven, que necesitan tiempo para construir la pieza e ir innovando; los tradicionales, como Bach, que siguen una estructura establecida por compositores anteriores; compone con reglas ya creadas.

También mencionó a los compositores exploradores y los que crean algo en base a objetos, como Anderson y su máquina de escribir. “La composición musical se puede inspirar en todo”, aseveró. Aclaró que a veces la idea para una composición puede nacer de la melodía y otras, del ritmo. Eso sí, dijo, el compositor necesita siempre de un tema que lo inspire y que la inspiración les llega como un don divino.