Confucio: el pionero del Humanismo en China

Quienes conocen poco la cultura china, quizá no les ‘suene’ el nombre de Confucio. Algunos, jocosamente le adjudican la autoría de la ‘confusión’; y, otros, piensan que es un complejo y misterioso pensamiento chino.

confucio-y-humanismo
Pero, en realidad, ¿quién fue Confucio? La doctora Gui Qin, directora china del Instituto Confucio de la Universidad de Piura, abordó el tema en la conferencia: Confucio: el pionero del humanismo en China. Fue, justamente, en el día del nacimiento de este pensador y en el marco celebratorio del séptimo aniversario de esta institución en la UDEP; y de los doce, de los institutos Confucio en el mundo.

Gui Qin refiere que Confucio, cuyo nombre en chino es Kongfuzi ( K’ung Fu-tzu ), es el fundador del Confucianismo y es considerado como sabio de la antigüedad (551- 479 A.C.) debido a su teoría sobre la configuración de una sociedad moral y ética para mantener a la sociedad humana en la paz y la armonía a largo plazo, a través de 5 virtudes constantes: benevolencia, justicia, rituales, sabiduría y veracidad.

Agregó que Confucio fue, además, un investigador/editor que recogió las antiguas herencias chinas, siendo considerado un buen ejemplo de un aprendiz de por vida, cuyo objetivo principal era la educación constante. Por ello, abrió una escuela privada, pionera en la historia de China. Antes de ella, la gente común no tenía derecho a la educación; Confucio cambió eso, dijo la profesora china.

La importancia de Confucio en la historia de China, señaló, radica en que era el único hombre respetado por emperadores y gente común como sabio y primer educador. Sus ideas y teorías han sido adoptadas por la mayoría de las dinastías y el gobierno chino. En la actualidad, continúa como un gran modelo de ser humano, cuya sabiduría y teoría constituyen una guía para los chinos para vivir en armonía.

La doctora Gui Qin señaló que, de acuerdo a Confucio, para lograr la superación personal debe existir una autocultivo día a día, que permita llegar a ser hombres de sabiduría y moral, talentosos y versátiles, para conocer la propia dirección del desarrollo y la misión única en la vida. De esta manera, se tendrá más libertad para elegir o ser dueño de la propia vida, para convertirse en lo mejor de uno mismo en el tiempo y la sociedad en la que vive, explicó.

confucio-y-humanismo1