Lic. María Luisa Sánchez Ramírez

“El maestro debe ser un ejemplo permanente en su vida profesional y personal”

La capacitación docente que se realice, a partir del 28 de julio, debe contemplar aspectos importantes como la formación personal del maestro "para que desarrolle en sus alumnos aprendizajes que les perfeccionen”, señala la especialista.

María Luisa Sánchez Ramírez

Cara al nuevo periodo de gobierno (2016-2021), la licenciada María Luisa Sánchez, quien ha participado, por la Universidad de Piura, en los programas de capacitación docente  desde hace más de 20 años, señala que si bien, a través de los programas promovidos por el Ministerio de Educación (que datan de 1995), se ha trabajado en procesos orientados a dotar a los maestros (de las áreas urbana y rural) de una variedad de recursos que les permitan resolver problemática en el aula, los resultados no han sido los esperados y aún hay diversos aspectos que deben ser reforzados.

La docente de la Facultad de Ciencias de la Educación refiere que aún ahora, “la escuela peruana muestra graves deficiencias que se pueden sentir en el bajo nivel educativo de un alto porcentaje de alumnos que terminan la educación Secundaria sin haber desarrollado las competencias necesarias para estudiar en una universidad”. Indica que aunque hay varios campos donde se evidencias estas deficiencias y resalta el bajo nivel de desarrollo de capacidades comunicativas: para comprender  y para expresarse en los campos oral y escrito.

El maestro debe ser un ejemplo

“El docente es quien enseña a aprender y debe hacerlo bien”, señala la Lic. María Luisa Sánchez.

Señala que estas habilidades básicas (escuchar, hablar, leer y escribir) son necesarias para desarrollar el pensamiento y la creatividad,  aprender a aprender y seguir aprendiendo autónomamente durante toda la vida.  También mouestra su preocupación por el escaso desarrollo de las habilidades matemáticas y el pobre dominio de contenidos de disciplinas como Ciencias Sociales, Biología, Formación Ciudadana, etc.

La formación personal
La especialista subraya que si bien durante más de dos décadas las capacitaciones han estado enfocadas en atender “aspectos reconocidos como deficientes tanto en la formación docente como en el uso de materiales (textos y recursos didácticos) y en la aplicación de un enfoque comunicativo textual orientado al desarrollo de las capacidades comunicativas y de metodologías para enseñar a aprender, entre otros,” hace falta ir más allá.

Sánchez Ramírez señala que los maestros precisan reflexionar en torno a su práctica. “Ese debe uno de los aspectos importantes a reforzar en futuras capacitaciones. Los profesores deben  aprender a ser autoreflexivos para que puedan alcanzar una mejora continua y una renovación personal”.

Asimismo, indica, es importante abordar la formación personal. “El maestro, desde su naturaleza educadora, debe ser un modelo, un ejemplo permanente en su vida profesional y en la personal. Este objetivo debe estar incluido en toda capacitación que se imparta, para garantizar que sea integral. Debemos recordar que el docente es quien enseña a aprender y debe hacerlo bien: desarrollar en sus alumnos aprendizajes que les perfeccionen, que les permitan adquirir conocimientos o aptitudes valiosos, que necesariamente se han de enlazar con los valores. Asimismo deberán mantener actualizados sus conocimientos y mostrar un alto nivel cultural”, sostiene.