“Hay que evaluar los parámetros químicos del suelo para tener un precedente de lo que le sucede”

La ingeniera Ana María Pauli expuso los avances de su investigación sobre las características químicas de sedimentos en zonas de expansión agroindustrial.

ana-maria-paulini

Con el financiamiento del Programa Nacional de Innovación para la Competitividad y Productividad (Innóvate Perú), la profesora Ana María Paulini ha iniciado una investigación para evaluar la influencia que tiene el suelo sobre el producto final (fruto) de las plantas cultivadas. “El suelo es el medio directo para originar productos de calidad de extensión agroindustrial”, explica.

El área de investigación comprende parte de las cuencas del Chira y del Piura. Se ha considerado evaluar 20 puntos, en los cuales se ha tomado muestra de suelo, se han hecho sondeos eléctricos verticales, y cuando fue posible, se tomó una muestra de agua.

En el estudio se tomó en cuenta el análisis de suelo (sanidad y sodicidad) proporcionado por la Universidad Nacional Agraria La Molina. Se han realizado tres fases exploratorias (mayo 2015, diciembre 2015 y julio 2016). Los parámetros químicos de estudio utilizados fueron: textura, carbonatos de calcio, materia orgánica, fósforo disponible, potasio disponible, Ph, conductividad eléctrica y cationes intercambiables.

A partir de la investigación, la ingeniera Paulini afirma que la geología en las cuencas Chira y Piura es diferente. “Esto se debe a una serie de procesos geológicos que han actuado durante su formación, y, dieron lugar a distintos tipos de rocas y estructuras”.

De lo que va del estudio se pueden desprender, entre otras, las siguientes conclusiones. Las mismas se expusieron en el programa de los Research and Innovation Seminars.

Cuenca del Chira

  • Es importante evaluar los parámetros químicos del suelo pues ayuda a tener un precedente de lo que le sucede, el tipo de elementos químicos predominantes, nutrientes disponibles para las plantas, así como enmiendas necesarias para mejorar su productividad según los requerimientos de los sembríos.
  • Los parámetros químicos estudiados significan un aporte para las investigaciones futuras, ya que a la fecha no se cuenta con una base de datos sobre la química del suelo en el Valle del Chira, que es uno de los más importantes en la costa peruana.
  • Sobre fase exploratoria 1, se puede concluir que la mayoría de los parámetros con valores bajos se han visto influenciados por el clima y por la poca nutrición del suelo. En los suelos con fines de cultivo dicha situación se debe al tiempo en que fue tomada la muestra; en mayo el suelo se encontraba carente de nutrientes debido al inicio de los trabajo de laboreo. Para los suelos eriazos, el clima y la geología son los aspectos determinantes.
  • En la fase exploratoria 2, se concluye que los valores que han aumentado; su elevación se justifica por la nutrición que le brinda el productor al suelo. Así mismo, se concluye que este aumento es moderado para la mayoría de parámetros que cumplen una función nutricional y de intercambio catiónico, como el fósforo y el potasio. Para el caso de la materia orgánica, en ambas campañas se confirman valores bajos, pues las altas temperaturas la degradan casi extinguiéndola, situación que es muy común en esta zona del país.

Cuenca de Piura

  • En la zona del alto Piura se ha observado que existen diversos pequeños y medianos productores que, a falta de atención de las autoridades, perforan sus propios pozos ocasionando que estos no sean registrados debidamente, lo que podría causar en unos años el mal manejo y la sobreexplotación del acuífero, siendo una consecuencia negativa dentro del valle.
  • Existen grandes cantidades de hectáreas que no han sido cultivadas hasta ahora, es decir son suelos eriazos. Con este estudio se ha podido demostrar que estos suelos tienen propiedades químicas que los convierten en suelos aprovechables y que con un buen tratamiento se pueden llegar a desarrollar de manera óptima y a explotarse con los recursos originales del valle y la región.
  • Respecto a la fase exploratoria 1, se concluye que los parámetros de valores bajos como el CE, MO, K, P y CaCO3 se debe a que en su mayoría son suelos que no han sido cultivados, por lo tanto se encuentran en un estado de desnutrición donde la presencia de ese tipo de parámetros no es abundante. Por ello, es importante evaluar las condiciones iniciales del suelo si se desea cultivar posteriormente ciertos tipos de productos como lo son: el mango, la uva, el limón, el banano, etc.
  • Para la fase exploratoria 2, se puede agregar que el aumento de valores como el potasio, la materia orgánica, el fósforo y, en algunos casos, la cantidad de carbonatos se encuentra fuertemente ligado a los abonos potásicos y fosforados, junto con la cantidad de materia orgánica y sales que sirven como nutrición para el suelo y posteriormente, para el aprovechamiento de las plantas, que es muy probable que los agricultores hayan realizado en el proceso de sembrío.