Investigación analizó los arquetipos de Intensamente que reflejan la complejidad humana

La bachiller Claudia Agapito obtuvo el título de Licenciada después de presentar un estudio sobre los arquetipos como herramienta para la construcción de buenas historias, basado en el análisis de la película de Disney–Pixar.

Sustentacion Tesis Comunicación Claudia Agapito_-2

“Una buena historia es aquella que representa la vida humana y la película Intensamente lo es porque logra que el espectador se reconozca a sí mismo en su desarrollo”, señaló ante el jurado presidido por el doctor Francisco Arbaiza e integrado por los docentes Alejandro Machacuay y Juan Carlos More.

En el trabajo “Los arquetipos como herramienta para la construcción de buenas historias: análisis del universo diegético de Intensamente”, la comunicadora señala que los arquetipos permiten establecer esa conexión efectiva con el espectador, al permitirle reconocerse en la obra y descubrir su identidad, en la búsqueda de la felicidad.

Claudia Agapito recordó que los arquetipos son definidos como los residuos de las vivencias de los antepasados que habitan en el inconsciente colectivo de las personas, en forma de experiencias y recuerdos, y se manifiestan como un modo de ser.

El estudio, que asesoró el magíster Tomás Atarama, toma como base teórica sobre la ficción audiovisual los aportes de académicos como Juan José García-Noblejas, Carmen Sofía Brenes y Antonio Sánchez-Escalonilla; y, en lo referente a la construcción de arquetipos, la investigación sigue la propuesta de los 8 arquetipos del psicólogo Carl Jung, que definen el perfil psicológico de la personalidad.

Sustentacion Tesis Comunicación Claudia Agapito_-5

La egresada de Comunicación mencionó que en “Intensamente”, las emociones se presentan como personajes y adquieren un arquetipo. Por ello, Alegría, Tristeza, Temor, Furia y Desagrado fortalecen la historia de Riley Anderson, y conectan con el espectador que se ve reflejado en cada una de ellas.

En el análisis, la comunicadora destacó también los recuerdos que fortalecen aún más el nexo entre el espectador y la historia, los que se presentan en imágenes del nacimiento de Riley, la empatía con el amigo, el miedo al primer día de clases, los días de unión en la familia, así como su relación con la figura de una madre protectora y un padre sabio.

“Intensamente cumple con los requisitos para ser una obra poética. A través de los personajes y acontecimientos, que se construyen desde los arquetipos, traspasó las fronteras de generaciones y culturas; se dirigió a una diversidad de público, representó la vida cotidiana e hizo inteligible la complejidad de la personalidad del hombre”, concluyó.

Vea el resumen de la sustentación de Claudia Agapito