Lic. María Elena López

“La alimentación durante las horas laborales también es importante”

“Hay que saber comer y distribuir la dieta balanceadamente a lo largo del día mientras trabajamos, en función a la edad, peso, talla, y actividad”, señaló la especialista durante la campaña nutricional en la UDEP.

En la campaña, organizada por la oficina de Salud Ocupacional y el programa UDEP Saludable de la Universidad de Piura, la licenciada María Elena López indicó que es válido tomar refrigerios: uno en la mañana y otro en la tarde. Estos, dijo, “forman parte de la dieta diaria que nuestro organismo necesita para recuperar las calorías que se van gastando. Nutricionalmente lo más recomendable es comer una fruta, porque aporta la cantidad de calorías y carbohidratos que requiere el organismo para seguir funcionando”.

Alimentación nutricional

La nutricionista manifestó también que, en la distribución total de calorías por día que debe consumir una persona, el 10% es para cada uno de los refrigerios del día. Esto quiere decir que la mejor opción es una fruta, que aporta más o menos 70 calorías. “También se podrá adicionar 25 gr de fruta seca (aprox. 120 kcal), rica en grasas saludables, que –además– producirá saciedad por su contenido rico en fibra y grasa”.

La especialista señala, además, que las calorías por día deben balancearse de acuerdo la edad y actividad física, en las comidas: desayuno, almuerzo, cena, refrigerios. Por tanto, se deben distribuir los alimentos en horarios más adecuados para trabajador. Si sale muy tarde del trabajo, en la cena tomará solo algo ligero como una taza de leche + una tostada o fruta. Se debe tomar en cuenta que el alimento es el combustible de la persona y esta lo necesita para tener suficiente energía para trabajar, reservando una pequeña parte para el sueño.

Sobre la relación que existe entre nuestra alimentación diaria y el rendimiento laboral manifestó que la modernidad y la tecnología en la industria alimentaria han generado cambios en la tendencia alimenticia del consumidor. “Las cafeterías ofrecen muchos postres, sándwiches, bebidas endulzadas, snacks, alimentos altos en sal y el trabajador los compra porque no tiene tiempo para ir a su casa. Así, por lo menos seis días de la semana el trabajador no ingiere una alimentación balanceada, sino alta en grasas y sal”, indica la nutricionista.

Refiere que estos malos hábitos originan enfermedades nutricionales por exceso o déficit como: diabetes, hígado graso, hipertensión arterial, obesidad y otras que afectan el desempeño laboral., pues, según algunos expertos, existe una estrecha relación entre salud y trabajo.

Para saber
• El agua es muy importante en la dieta diaria.
• Con la hidratación se repone el agua que se elimina por sudor, respiración, orina y heces (aproximadamente 2 litros).
• Si se hacen ejercicio físico, el organismo requerirá más agua.
• El consumo de calorías debe ir de acuerdo a la talla edad y actividad física.
• La mujer adulta debe consumir unas 2000 kcal diarias y el varón adulto, aproximadamente 2500.
• Es importante someterse a una evaluación nutricional para conocer cuál sería la dieta adecuada para determinada persona.
• El control del consumo del total de calorías indicado por día, equivale a una dieta saludable o equilibrada en la que no deben incluirse las frituras ni la sal y dulce en exceso.