Monitoreo de la Cruz Roja no descarta lluvias sobre lo normal en los próximos meses

El asesor técnico del Centro Climático de la Cruz Roja Peruana expuso, en la UDEP, el “Proyecto de Preparación y Respuesta basada en Pronósticos”, referido al fenómeno El Niño, ejecutado en Piura y Lambayeque.

Dr. Juan Boza Cruz Roja Internacional

El monitoreo que realiza la Cruz Roja con el piloto del “Proyecto de Preparación y Respuesta basada en Pronósticos”, en esta región y en Lambayeque, señala que hasta ahora no habría persistencia de lluvias con la continuidad de 4 o 5 días; sin embargo, la población y autoridades deben mantenerse alerta, dijo el doctor Juan Bazo.

El especialista del Centro Climático de la Cruz Roja Peruana explicó que tras la evaluación de pronósticos del Estudio Nacional del Fenómeno El Niño (ENFEN), de las temperaturas superficiales del mar, entre otros indicadores, en diciembre se reflejó que El Niño estaba en una fase de declinación, pues ya no tenía el 40% de probabilidad que sea extraordinario señalado en setiembre.

Pese a ello, dijo que no se puede bajar la atención a lo que pueda pasar. “Los modelos siguen dando una señal de que las lluvias pueden ser sobre lo normal en los siguientes meses, pueden causar impacto, no como en 1998 pero sí como el 2015 cuando se aislaron varias zonas”, indicó.

Agregó que con los resultados que se tienen hasta ahora, se ha activado la baja probabilidad de que un evento de El Niño esté presente para el verano 2016. Ello ha generado que las acciones de la Cruz Roja sean de bajo impacto y se centren en la capacitación de voluntarios para que sensibilicen a la población en prevención.

Dejó claro que si en febrero las lluvias que se generen son de mediano impacto, se podría activar la mediana probabilidad que implicaría preparar a la población en rutas de evacuación, en educación y salud.

El “Proyecto de Preparación y Respuesta basada en Pronósticos” tiene una aplicación de 2 años. Otras ciudades donde se ejecuta son Puno para atender friajes e Iquitos para atender inundaciones. Para la emergencia que se pudiera presentar en estas zonas, se manejan también fondos.

La reacción
El ingeniero Rodolfo Rodríguez destacó la participación del Dr. Juan Bazo, quien ofreció la conferencia por invitación de la Facultad de Ingeniería. Dijo que con este tipo de exposiciones, la universidad “desea contribuir a aquellas acciones que conlleven a mitigar los efectos adversos que la naturaleza nos presenta”, con los extremos que presenta, como una sequía o un Fenómeno El Niño. Además comentó que las experiencias pilotos contribuyen a mejorar la capacidad de reacción ante las emergencias.

Respecto a las lluvias, dijo: “la naturaleza nos da treguas para la preparación colectiva y es lo que se ha hecho. Con apoyo del Gobierno Nacional y Regional se invirtió en sistemas de prevención, algo que no se había trabajado en gestiones anteriores”.