Monseñor ‘Pachi’ es el ganador del Premio Campodónico 2016

Obispo auxiliar de Lima fue premiado en la categoría Servicios Directos a la Sociedad. La ceremonia tuvo lugar en el Teatro Pirandello del Instituto Italiano de Cultura.

premio_esteban_campodonico_2016-4

Robert Moniot, moseñor Adriano Tomasi, Sergio Balarezo y José Ricardo Stok.

En palabras del jurado, monseñor Adriano Tomasi, para muchos el querido “Monseñor Pachi”, fue premiado por “su denodada defensa de la vida dando preferente atención a la dignidad de la mujer y el niño, a través de una silenciosa labor diaria y de la generación de eventos multitudinarios en defensa de las causas justas”.

La ceremonia de entrega del Premio se realizó en presencia de Sergio Balarezo Saldaña, rector de la Universidad de Piura; Robert Moniot, vicepresidente de la Fundación Clover de Nueva York ; y Mario Weber, presidente de Empower Perú, entidad proponente del Premio Campodónico 2016.

Asimismo, asistieron a la actividad monseñor Juan Luis Cipriani, cardenal del Perú y arzobispo de Lima; Mauro Marsili, embajador de Italia en el Perú y varios miembros de la familia del Dr. Esteban Campodónico, entre ellos sus sobrinos nietos Amalia Catalina Raffo Bellido de Escardó y Juan Francisco Raffo Novelli.

Al dar la bienvenida, el doctor  Sergio Balarezo expresó que el tiempo y las palabras siempre serán insuficientes para mostrar la figura y la labor de monseñor Tomasi, quien, dijo, se une a un selecto grupo de personas e instituciones de alto talante y profundo humanismo, premiadas a lo largo de estos 22 años de historia del Premio.  “Con beneplácito puedo decir que cumplir la voluntad del doctor Esteban Campodónico, al entregar este Premio, no solo nos deja la satisfacción por el deber realizado, sino mucho más. A los organizadores, nos brinda grandes lecciones pero, sobre todo, nos alimenta la esperanza de saber que hay personas buenas con las que el bien se multiplica y engrandece a nuestro país”.

premio_esteban_campodonico_2016-10

Medalla Premio Esteban Campodónico 2016, símbolo representativo del galardón.

En su discurso, Mario Weber destacó el trabajo del ganador del Premio en bien de los demás. “Sus obras y su labor pastoral oportuna, silenciosa y prolongada durante 48 años, manifiestan un interés siempre genuino y desinteresado por los más desfavorecidos. Él es la esperanza renovada para todos ellos, y la mano generosa que se ofrece a los demás siguiendo fielmente el carisma franciscano que lleva en el alma”. Además, comentó que es un privilegio para Empower Perú haber podido ser el instrumento para que la labor, la dedicación y el amor al Perú de monseñor Tomasi hayan podido ser reconocidos en un foro tan importante como el Premio Esteban Campodónico.

El Premio Esteban Campodónico otorgado a monseñor Adriano Tomasi consiste en una medalla, un diploma de honor y un cheque por un valor monetario de 25 mil dólares, fruto del legado del doctor Esteban Campodónico Figallo.

Monseñor Tomasi expresó su agradecimiento y pidió  a los asistentes que tomen el reconocimiento como merecido por tantas personas e instituciones que lo apoyaron en un sinnúmero de iniciativas que reflejan la Caridad de Cristo y para realizar Obras de Misericordia. “Todos ellos son los verdaderos merecedores del Premio; yo he sido y soy solamente ese lápiz con el cual el Señor escribe sus planes, conforme amaba decir Santa Teresa de Calcuta”.

Robert Moniot, vicepresidente de la Fundación Clover de Nueva York, dirigió las palabras de cierre del encuentro. Después de destacar la labor de monseñor Tomasi, comentó que este año la ceremonia toma un matiz de dolor por el reciente fallecimiento de Ralph Coti; pero, a la vez, especial porque se conmemora el 150 aniversario del nacimiento de Esteban Campodónico Figallo.

 

Nota de interés:

Familia Campodónico entrega a la UDEP medalla San Gregorio Magno

Monseñor Adriano Tomasi ganó el Premio Campodónico 2016