Presentación de Ricardo Blume para la representación de Luisa Fernanda de Federico Monero Torroba en Lima (1992)

Del Programa "Luisa Fernanda", zarzuela en tres actos, organizada por Prolírica y la Municipalidad de Lima (texto de Ricardo Blume, México, agosto 1992).

Más que un artículo de presentación para el programa de mano de esta temporada – que es lo que me pidieron – yo quisiera destacar el hecho extraordinario de que Prolírica siga adelante, contra viento y marea (y sabemos bien qué vientos y mareas afrontamos) su labor artística de difusión de la ópera, y la zarzuela como en este caso. En estos tiempos de derrumbe de las ideologías, de neoliberalismo como ecos egoístas; en medio de los cochesbomba y la metralla, lo único que nos puede salvar es el espíritu. Y el arte es una de las manifestaciones más altas, si no la mayor. Aferrarse a las cosas del espíritu es, en estos momentos, aferrarse a la tabla de salvación de género humano. La tecnología, desde los juguetes para los niños hasta las armas más sofisticadas y mortíferas, no tienen alma. “Y avanza cada día treinta minutos por segundo”- como diría Vallejo, mientras lo espiritual retrocede, cede terreno, se repliega. Y no. No hay que dejarse. A más barbarie, más espíritu. Con obstinación de lapa espiritual, hay que salirle al frente a la deshumanización del ser humano, que es su negación. La salvación por el arte – diría yo, en un arranque emocional ante el salvajismo imperante en el país. Prolírica tiene este año un mérito mucho mayor: hacer arte en la tormenta. No flaquear ni dejar que los demás flaqueen. Su actividad este año es, como si dijéramos de salud pública. No sólo recrear, entretener, deleitar a los melómanos. Si no demostrar que el espíritu no se arredra. Que el terrorismo, en este caso, no logra su infame propósito de aterrorizar. Siento tanto no estar ocupando una butaca (aunque sea de “huanchaco”) cuando se dé La flauta mágica – que es una de mis favoritas. O cuando se cante la zarzuela Luisa Fernanda (“Cuanto tiempo sin verte,Luisa Fernanda…”). Yo soy más operático que zarzuelero, pero no desdeño, ni mucho menos, este género popular de melodías tan pegajosas y alegría en mangas de camisa. No sé si estas líneas lleguen a tiempo. Si así fuera, felicito de todo corazón y agradezco a Prolírica por su continuidad en el esfuerzo de devolver la ópera a Lima. Mucho más en estos momentos de guerra. La función debe seguir. Enhorabuena. Ricardo Blume México, agosto 1992

Ver también:

  • “Luisa Fernanda 1992 – Mazurka de las Sombrillas- Prolirica del Perú” en Youtube