25 años construyendo la historia de la UDEP

“Gracias a todos los colaboradores por hacer del trabajo bien hecho, una vocación”, expresó el rector, doctor Sergio Balarezo, al dirigirse a los veintinueve medallistas.


Cumplir veinticinco años de trabajo en una institución no es algo que sucede todos los días. En esta ocasión, fueron veintinueve los trabajadores homenajeados por la Universidad de Piura. El proscenio fue testigo de los cariñosos aplausos que reconocieron el compromiso y la dedicación de este grupo de personas que forman parte del alma de la Universidad.

“La imagen de una institución consolidada, que proyectamos hoy, evidencia la evolución de un caminar con paso seguro, de la mano del esfuerzo y compromiso de todos ustedes”, señaló Beatriz Vegas, administradora general de la UDEP, al inicio de esta una celebración cargada de significado y emoción.

“Hoy estamos de fiesta, celebrando sus metas alcanzadas en estos 25 años”, agregó antes de dar paso a la entrega de las medallas de plata y a los videos que recogían los testimonios de los familiares y amigos cercanos de los homenajeados.

Anécdotas, risas y recuerdos, despertaron los videos dedicados a Daysi y Loydi Calle, Eliodoro Carrera, Martín Carrillo, Gerardo Chang, Ítalo Chinchay, María Del Rosario Córdova, María Del Rosario de la Fuente, José Gonzaga, Arturo Hernández, Wigberto Lazo, Magdalena Macalupú y Alejandro Machacuay.

De igual manera, rostros de emoción, de alegría y de orgullo acompañaron los videos de Julia Maza, Melva Montero, Magali Moscol, Milagros Pasache, Janet Ramírez, Lilian Rugel, Rosa Ruiz, Manuel Saldarriaga, Guadalupe, Martha Vargas, Susana Vegas Chiyón, Jorge Yaksetig, Mirella Zapata, Jesús Zarzosa, Jorge Zavala y Rosa Zavala.

2E7B3629 (Large)

Vocación y dedicación

En representación de los agasajados, habló Rosario de la Fuente, profesora de la Facultad de Derecho: “Hemos sido convocados veintinueve profesionales, con trabajos muy distintos, en esta ceremonia tan especial para recibir la medalla de plata. (…) Docentes, administrativos y personal de servicio estamos muy unidos, como una gran orquesta, donde cada uno está en su puesto, y de la que surge una bonita melodía”.

La doctora De la Fuente comentó que la Universidad se mantiene gracias a la labor de cada uno los trabajadores que han permanecido junto a la institución durante todo este tiempo. “Se puede decir que todos los medallistas hemos dejado parte de nuestra vida en esta Universidad y, que como el grano de trigo que se siembra y da mucho fruto, ahora formamos ya parte de su historia y de su riqueza”, refirió.

“Gracias a todos los colaboradores por hacer del trabajo bien hecho, una vocación”, expresó el rector, doctor Sergio Balarezo, al dirigirse al grupo de medallistas. “Gracias porque cada uno de ustedes ha hecho y sigue haciendo la historia de la Universidad de Piura, poniendo, no solo empeño y dedicación en su trabajo, sino, sobre todo, el corazón”.

El Rector aprovechó la oportunidad para pedir a los homenajeados que sigan dirigiendo su trabajo hacia el logro de un objetivo mucho mayor: transformar la sociedad, desde adentro, reposicionando el valor y el respeto a la persona, como eje fundamental del desarrollo de la sociedad.