Comunicadores dejan las aulas y se despiden de UDEP en emotiva ceremonia

En medio de sentimientos encontrados por dejar la Universidad para iniciar una nueva etapa; entre amigos, profesores e innumerables anécdotas, treinta cuatro nuevos comunicadores asistieron a la despedida organizada por la Facultad de Comunicación.

Luego de hacer un recuento de los hechos que conmocionaron durante este año a la región y al país, la decana de la Facultad de Comunicación de la UDEP, doctora Sandra Orejuela, dijo a los egresados que tal como están las cosas, el país y sobre todo, la Universidad nos reclaman: “ponernos la camiseta de la honestidad, del respeto a los demás, del trabajo en equipo, del diálogo y de la esperanza. Esta es la camiseta que todos debemos ponernos desde hoy”.

Asimismo, leyó una carta enviada por el profesor de Comunicación Audiovisual, Juan Carlos More, especialista en guiones, quien desde hace dos meses “viste una camiseta muy especial: la de batallar con valentía, buen humor y fe enormes, un serio problema de salud”.

En la misiva, Juan Carlos explica la parte del guion que interpreta en estos momentos: “tiene un capítulo que ha resultado más difícil de lo esperado, aún está en proceso. Tiene ingredientes clásicos y el protagonista es el típico antihéroe, lleno de defectos. El conflicto que debe enfrentar es interno y muy grande para él, pues representa un riesgo para su propia existencia. Pero ha encontrado valiosos aliados y es el único que puede actuar para recuperar el status quo de su mundo ordinario”.

“Lo bueno es que a pesar de sus falencias, cuenta con un sabio y poderoso mentor. Estoy justo en el punto en el que el personaje se niega a aceptar el reto, pues considera que no tiene lo necesario para superarlo. Pero, creo que aprovechará su única habilidad para darle un giro a la historia. No se preocupen, el protagonista aceptará el reto. Espero hacerlo bien”, prosigue More.

Al repetir lo que una de sus mejores maestras dijo que esperaba de él y sus compañeros, el profesor More también señala: “Espero que traguen agua salada, cuando los revuelquen olas gigantes, y aun así, sean capaces de  apreciar la belleza del mar. Espero que les rompan el corazón y, a pesar de eso, sigan adelante y encuentren el amor verdadero, diferenciándolo de la caricatura con la que hoy los tratan de engañar. Espero que lloren con fracasos y decepciones y, aun así, disfruten de una noche estrellada y la promesa de un nuevo amanecer”.

“Espero encuentren el éxito, no en unos billetes, sino en un trabajo que les apasione y los haga saltar de la cama cada noche. Espero que encuentren el camino a Dios en los pequeños detalles. Espero sean amables y considerados, leales y justos. Espero también, que perdonen los defectos de nosotros, sus profesores y se queden con lo poco de bueno que hayamos podido darles. Espero todo esto, porque vinieron como niños y se van como hombres, y en este proceso aprendí a quererlos”, agregó More al final de su carta.

Antes de este acto, los promocionales, sus familiares y profesores, asistieron a la misa celebrada en la capilla universitaria. Durante la despedida, cada uno de los integrantes de esta promoción recibieron un presente de la Facultad y la orla promocional, entregado por la decana y la directora de programa, Mgtr. Mela Salazar.

Por su parte, la alumna Alejandra Álamo fue la encargada de agradecer a la Facultad y a los familiares de los egresados, en nombre de sus compañeros de promoción. Anécdotas y recuerdos de su paso por la Universidad fueron resaltados por Alejandra.