Docentes estudian la agenda de los medios

«El ciudadano digital se distrae de lo importante»

La investigación «La interacción de las audiencias con las noticias en los portales digitales de los principales diarios de Perú» concluye que hace falta que los medios se esfuercen por acercar información relevante al público.

Rosa Zeta y Tomas Atarama

Un buen porcentaje de la población mundial ha convertido su smartphone en su principal medio de información y retroalimentación. No interactuar con los mensajes, audiovisuales o escritos, es casi imposible. Ya sea que demos likes, comentemos o compartamos las publicaciones a las que nos exponemos minuto a minuto, muy frecuentemente estamos buscando emitir una opinión, expresar una emoción o generar una conversación.

Con las noticias que publican los periódicos digitales, la dinámica es parecida. Por su naturaleza, a lo que más se tiende es al comentario predominantemente emocional, que no necesariamente guarda relación con la relevancia de la información. El ejemplo perfecto es la nota de interés humano: interactuamos más con un reportaje acerca del panadero que tiene veinte años proveyendo los desayunos del barrio, que con el anuncio de un nuevo ministro de agricultura.

La Dra. Rosa Zeta y el Mgtr. Tomás Atarama, docentes de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Piura, han analizado cuantitativa y cualitativamente los comentarios, en la investigación que realizaron acerca del comportamiento de las audiencias de tres diarios relevantes del Perú: El Comercio, La República y Correo. Esta fue presentada en la IAMCR 2017 (International Association Media Communication Research), realizada en Cartagena, Colombia, del 16 al 20 de julio de este año.

La investigación
La elección de los medios se basó en su trayectoria, alcance de su versión impresa, tráfico de su versión digital, autonomía e independencia para seguir su línea editorial y reconocimiento por su innovación.

«El consumo digital de las noticias y la interacción de los usuarios con el contenido periodístico digital son dos cuestiones de gran interés, en un contexto donde se busca alcanzar un periodismo solvente, que responda a sus grandes valores tradicionales y a las exigencias de inmediatez e interactividad del actual ecosistema de medios», señaló la Dra. Zeta.

Los académicos analizaron dos semanas consecutivas, del lunes 17 al domingo 30 de abril. Trabajaron con 619 noticias, procedentes de la portada (359) y de la sección «más leídas» (260), con el objetivo de establecer tendencias respecto a los temas de las noticias, la relación de la agenda del medio con  la agenda de la audiencia, así como el nivel de participación a través de los comentarios y otras reacciones frente a lo publicado por los diarios.

Importante e interesante
De los resultados respecto al tipo de interacción, la docente comentó: «La actividad de los usuarios muestra que la selección y la difusión son las actividades más desarrolladas, y que se apuesta menos por la interacción que genera conversación. De ello, deducimos que la participación de los lectores peruanos en los diarios digitales es la de un prosumer, sin llegar a ser un prodesigner. Es decir, selecciona la información, la consume y personaliza su actuación; decide distribuirla y comentar las noticias, sin modificación alguna».

Además, se observó que, en la mayoría de casos, no existe correspondencia entre las noticias en portada y las más leídas. Asimismo, se encontró que las noticias que generaron mayor interacción (comentarios) no se publicaron en la portada, sino que provenían de las más vistas y se correspondían con temas variados.

«Desde una premisa ideal, podríamos afirmar que la agenda del medio debería ser la más interesante para las audiencias, de tal modo que se lea e interactúe más con las noticias de portada; sin embargo, los resultados de esta investigación dan luces sobre una disonancia entre estas dos agendas», explicó.

Para la especialista en análisis de medios de comunicación, el que el ciudadano digital se distraiga de lo importante no es una cuestión tecnológica, sino personal; depende de muchos factores: su educación, sus intereses, sus relaciones, sus fuentes, etc. Asimismo, «es un riesgo que el ciudadano no valore lo importante de su entorno. Aquí el rol del periodismo es fundamental; los medios independientes y de calidad tienen la posibilidad de proporcionar una visión lo más completa posible de la realidad más relevante, para servir las necesidades informativas del ciudadano».

Finalmente, la doctora Zeta señaló que, para equilibrar lo que interesa a la gente con lo que realmente importa, se debe presentar lo relevante de manera atractiva, explicar los temas de manera inteligible y completa, señalar causas, consecuencias y proyecciones, y establecer los criterios de valoración en torno a la realidad de cada tema: «Tenemos que acercar la información importante al público, mostrarle cómo esa realidad informada puede influir en su ciudadanía, su integridad, su dignidad personal. Creo que la tecnología nos permite contar con elementos y fuentes para compartir con nuestra audiencia; y no olvidemos que los mismos lectores son también una fuente, debido a la interacción fluida que se genera».