En el recuerdo, a un mes de su fallecimiento

Miguel Samper: “Me gusta estar bien informado de lo que sucede en la Universidad, en Piura, en el Perú”

Hoy se cumple un mes de la partida del doctor Samper, uno de los 11 profesores pioneros llegados en 1969. Por este motivo, habrá misas de sufragio en las capillas de la Universidad de Piura.

Miguel Samper (5)

Hoy, en las capillas de Campus Piura y Campus Lima de la Universidad de Piura, se celebraron misas de sufragio, al conmemorarse un mes del fallecimiento del doctor Miguel Samper Oliva.

El doctor Samper fue el primer director del entonces programa académico de Ciencias de la Ingeniería y el profesor que dictó las primeras clases a los alumnos de este programa; en Artes Liberales hizo lo mismo el doctor César Pacheco Vélez.

Cuando se empezó a construir la Universidad, el doctor Samper ya estaba en ella.  “Pasé allí la mayor parte de mi vida: 33 años. La tuve que dejar por enfermedad, la que llevo bastante bien, porque esta quiere decir que le di bastante al Perú y a la Universidad de Piura…”, nos dijo en el 2009, cuando se cumplieron los 40 primeros años de la UDEP.

Junto a los ingenieros Ricardo Rey (primer rector), Ramón Mugica, a los doctores Javier Cheesman, Víctor Morales, Juan Antonio Ugarte, José Ramón de Dolarea, César Pacheco y a la Lic. Therese Truel conformó el primer claustro, con el que se iniciaron las actividades académicas en la Universidad, en abril de 1969; en octubre del mismo año, llegarían los doctores Luz González Umeres y Juan Roselló Vadell.

Los últimos años de su vida los pasó en su natal España, pero sin desvincularse de la UDEP: “Me gusta estar bien enterado de lo que sucede en ella, en Piura, en el Perú. No me he desconectado en absoluto. Allá está toda mi vida, mis amigos. Me veo con los exalumnos y profesores cuando vienen a Europa…”, expresó.

Al preguntarle sobre lo que significaba la Universidad de Piura para él, expresó. “Al oír ‘Universidad de Piura’ me viene a la cabeza mi vida entera. Allí me hicieron decano, cuando tenía apenas 2 años de profesional; la gente era estupenda. Hice muchos amigos y apreciaba mucho a mis alumnos. De haber podido me hubiera quedado y hasta me hubiera gustado que me enterraran en Perú… ¡dentro de muchos años, por supuesto!… En estos 40 años, mi mayor anhelo es que la Universidad siga creciendo. Me alegra mucho que hayan ido a Lima. ¡Lo han hecho muy bien!”, subrayó.

Más información sobre Miguel Samper.