Piura a la espera de la reconstrucción

¡En Piura llueve! Tenemos la presencia de El Niño, de lluvias estacionales y del llamado Niño Costero. El cambio climático hace impredecible la aparición de estos eventos.

Piura espera la reconstrucción

Foto de la Plaza de Armas de Piura, tomada el 27 de marzo.

Si por historia y experiencia sabemos que en Piura llueve, ¿por qué no contamos con infraestructura adecuada? Lamento que haya tanta población damnificada, que ha perdido sus casas; y, lo peor, que tengamos víctimas mortales. Debemos atender a todas las personas que están afectadas y hay que agradecer que el Perú esté lleno de gente solidaria. Hay muchas donaciones y muchos voluntarios y debo decir que, por su trabajo y presencia en esta situación de desastre, conozco el nombre de todos los ministros de estado.

Las zonas de riesgo de la ciudad están identificadas, entonces, ¿por qué se permitió que grupos humanos se instalen en estas zonas?

Eduquemos a la población, la historia no puede repetirse; digamos claramente: no construyan en cuencas ciegas, en laderas de cerros o en cauces de ríos o quebradas. Autoridades, no permitan que ciudadanos sigan viviendo en estas zonas. Debe prevalecer el principio de autoridad.

Por comodidad y afán de popularidad, los gobiernos locales permitieron que la población se instale en zonas de alto riesgo, otorgándoles hasta títulos de propiedad a quienes invadieron terrenos y optaron por la informalidad esperando que se les atienda y asista. A estos peruanos, no se les hizo un favor, los hechos lo demuestran.

Donde se empezó una invasión con materiales precarios, las familias crecieron y muchos, con esfuerzo, construyeron con materiales más duraderos que en un lugar adecuado, les habría asegurado una vivienda con muchos años de utilidad. Otro caso lo conforman las nuevas urbanizaciones, donde sí se paga por un lote con acceso a todos los servicios y donde se está viendo que algunas han sido construidas en zonas inundables. ¿Qué pasó entonces?

Se requiere una planificación urbana responsable. Debemos estar vigilantes cuando la reconstrucción empiece. No puede ser que en una ciudad como la nuestra, y en varias ciudades del país, no exista un sistema de drenaje pluvial. No se puede reconstruir nada sin sistema de drenaje pluvial. Debemos exigirlo, para que nuestra inversión no se vaya, literalmente, al agua.