Siete becarios de Sinersa inician clases en UDEP

 

IMG_9036 (Custom)

Maricielo Janieth Carreño Altamirano, Maria del Cielo Rojas Rojas, Edwin Huertas Ancajima, Ericka Pamela Núñez Dávila, Omar Franco Peña Díaz, Milagros Fiorella Sosa Silupú y Edita Maribel Sullón More son los ingresantes beneficiados por la Beca SINERSA. Ellos iniciaron sus estudios superiores en los programas académicos de Arquitectura, Comunicación, Ingeniería Civil, Ingeniería Industrial y de Sistemas, y Economía.

Redy Risco, Gerente de Operaciones y Mantenimiento de SINERSA, dio la bienvenida a los nuevos becarios y les recordó que estudiar en una de las universidades más prestigiosas del Perú es una oportunidad valiosa que no deben desaprovechar. “Hoy estamos poniendo la primera piedra de un proyecto de vida que van a lograr sacar adelante todos ustedes”, señaló.

IMG_9021 (Custom)

Por su parte, Patricia Soto, Directora de Estudios de la UDEP, animó a los alumnos a asumir la responsabilidad que lleva consigo el ser beneficiarios de la beca. “No sólo por las notas que el convenio les exige, sino sobre todo porque la sociedad esperará de ustedes una respuesta. Los animo a ver en sus estudios universitarios un camino para lograr el desarrollo de la región de Piura y del Perú”, refirió.

En representación de los alumnos, Maria del Cielo Rojas agradeció la confianza depositada en los nuevos becarios e indicó que darán lo mejor de ellos, pues son conscientes de que esta oportunidad les abrirá muchas puertas en el futuro.

IMG_9030 (Custom)

Sobre la beca

El objetivo del convenio entre la Universidad de Piura y SINERSA es contribuir con el desarrollo de los pueblos cercanos a las Centrales Hidroeléctricas de Poechos y Curumuy, a través de la formación universitaria de los jóvenes de esta zona. Desde el 2005, año en el que iniciaron estudios los primeros becados, hasta el 2017, se han otorgado 62 becas.

Juan Manuel Yovera, actual Coordinador de Responsabilidad Social de SINERSA y ex-becario de la misma, recuerda la gran ayuda que le significó esta beca de estudios. “Yo vengo del Caserío Santa Sofía, un lugar humilde donde la familia se dedica a la agricultura. Gracias a esta ayuda económica, tuve la oportunidad de terminar la carrera de Comunicación en la UDEP y salir adelante”, señala. Así como él, varios egresados que también fueron becarios se encuentran trabajando en diferentes proyectos de la empresa.