En Campus Lima y en Congreso de la República

Conmemoran 50 años de la aprobación del funcionamiento de UDEP

El martes, en el polideportivo de Campus Lima, el Congreso de la República entregó a la Universidad de Piura el diploma más importante que otorga. En la mañana, hubo otro acto oficial en el Congreso.

Con estos eventos de conmemoración, del 12 de junio, la Universidad de Piura inició oficialmente sus celebraciones rumbo a los 50 años del inicio de sus actividades académicas, que se cumplirán en el 2019.

“Expreso un agradecimiento lleno de respeto y admiración a quienes promovieron la Universidad. Hoy, podemos afirmar que nuestro compromiso con el Perú se renueva y que nos llenamos de una profunda esperanza para los próximos años, con el fin de servir a todos – desde nuestro quehacer académico– y para continuar formando personas con las mejores competencias profesionales, en las que resalten los valores cristianos que inspiran todo nuestro quehacer”, dijo el rector de la UDEP, Sergio Balarezo, a los asistentes.

Estuvieron en la ceremonia las congresistas por Piura, Marisol Espinoza y Karla Schaefer; el doctor Francisco Delgado de la Flor, gerente de la fundación Perú Avanza; Walter Alva, célebre arqueólogo peruano; el arzobispo de Lima, cardenal Juan Luis Cipriani; el arzobispo de Piura, Mons. José Antonio Eguren; los vicerrectores de la UDEP Mariela García y Antonio Mabres; los ex rectores Antonio Abruña y Víctor Morales; los doctores Migue Ferré y Jose Ricardo Stok, del PAD, entre otras autoridades de la UDEP e ilustres invitados.

Algunos compartieron sus discursos con la audiencia para celebrar los cincuenta años desde que la idea de la fundación de la UDEP se convirtió en una realidad gracias a la aprobación del congreso para declararla la primera universidad privada de Piura.

Así, Walter Alva, recordó los inicios de la universidad como la primera entidad de educación superior privada creada fuera de Lima y una de las pocas que desde hace algunas décadas apoya la labor de los arqueólogos: “Comenzó sus actividades poniendo énfasis en la investigación y difusión de nuestra cultura. Hoy tiene, incluso, la carrera de Historia y Gestión Cultural; y, excelentes promotores culturales han egresado ya, por eso la Universidad ya no es un oasis, sino una fuente inagotable de cultura y valores”, comentó.

Por su parte, el doctor Francisco Delgado de la Flor enfatizó la preocupación que caracteriza a la UDEP por la preservación del medio ambiente y el aporte que realiza para contribuir con esta causa.

“En los albores de su creación la visité, y tenía un instituto de hidráulica. Este fue hecho considerando la importancia que tiene el agua en la región de Piura. Sus estudios sobre el fenómeno El Niño nos demuestran que esta Universidad está orientada a resolver los problemas del país”, indicó Delgado de la Flor.

Una institución que talla mentes y corazones
Asimismo, la congresista Marisol Espinoza, egresada de la Facultad de Comunicación, expresó su orgullo por haber sido parte la familia Udepina. “La UDEP nos acogió en medio de la lluvia, del desierto. Quienes tuvimos el privilegio de estudiar en esta casa de estudios, fuimos parte de esa labor permanente de tallar mentes y corazones. Siempre buscaron darnos, sobre todo, formación humana, para hacernos mejores personas y mejores ciudadanos”, manifestó.

En la ceremonia, la congresista Schaefer otorgó a la UDEP el diploma más importante que concede el poder legislativo, como reconocimiento por la labor formativa y de investigación que viene brindado al país.

“Creo que durante estos 50 años, la Universidad de Piura ha sido un baluarte muy importante para el país y esperamos que siga así. Quiero agradecerles el apoyo a la región Piura durante los tiempos difíciles, como los causados por el fenómeno del Niño, porque, gracias a sus investigaciones, buscan que este no sea una desgracia sino una bendición que sepamos aprovechar”, dijo Schaefer.

Finalmente, el rector Balarezo agradeció el reconocimiento y recordó el principio que persigue la UDEP desde su fundación: romper las barreras que impiden a los jóvenes de bajos recursos recibir una formación académica y espiritual de calidad:

“Fueron años de una siembra muy generosa y fueron muchos los docentes, administrativos y amigos de la Universidad los que contribuyeron a que la UDEP hiciese posible, desde sus inicios,  nuestro principio de igualdad de oportunidades para que jóvenes, con buenas condiciones intelectuales y que no tuvieran capacidad económica, pudieran acceder a estudios universitarios de calidad. Este principio se sigue cumpliendo hoy con singular esfuerzo”, acotó. (Discurso completo del Rector, aquí).

También en el Congreso de la República
En la mañana del 12 de junio, el presidente del Congreso de la República, Luis Galarreta Velarde otorgó un diploma de reconocimiento a la Universidad de Piura por sus bodas de oro, el martes 12 de junio a las 10 de la mañana; el mismo día en el cual se cumplieron 50 años de la promulgación de la ley que autoriza el funcionamiento de la UDEP.

Asistieron el rector de la Universidad, Sergio Balarezo; los vicerrectores Mariela García y Antonio Mabres; los exrectores Antonio Abruña y Víctor Morales; las pioneras Beatriz Podestá y Luz González, la profesora emérita, Isabel Gálvez; la directora de Relaciones Institucionales, María Pía Chirinos, y el director del Instituto de Ciencias para la Familia (ICF), profesor Paul Corcuera.Más información y fotos, aquí.

Noticias relacionadas
Nota operación Piura 50.1
Video Operación 50.1