Destacan papel de la logística humanitaria desplegada por UDEP en emergencia del 2017

Ante un desastre, la rapidez de acción y la ayuda humanitaria son cruciales. Gobierno y organizaciones con capacidad de actuar, incluso aquellas cuyo fin no es humanitario, deben responder de manera coordinada.

Esta es una de las principales conclusiones del estudio “Logística Humanitaria en la Universidad de Piura durante El Niño Costero 2017” que expuso el ingeniero Gustavo Carrasco Fonseca, en el Seminario de Investigación e Innovación, organizado por la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Piura.

Carrasco precisó que su investigación relaciona conceptos de logística humanitaria con la experiencia adquirida durante la respuesta a una emergencia humanitaria surgida en Piura, a causa de El Niño costero. Esta respuesta, que lleva por nombre Todos Somos Piura, se da por parte de la Universidad de Piura, una organización educativa cuyo fin principal no es la atención humanitaria, pero en cuya misión está incluida la proyección social para mantener la atención en el bienestar de las personas.

El trabajo incluye un análisis del sistema logístico de la respuesta a la emergencia, considerando las características que hacen que el problema sea distinto a uno abordado por la logística empresarial. Asimismo, recoge las principales lecciones aprendidas de la campaña Todos Somos Piura y presenta un manual logístico para la atención de emergencias.

Además permite que, ante una situación similar de emergencia humanitaria, una organización como la UDEP pueda actuar durante la etapa de respuesta con el objetivo de ayudar, de la mejor manera, eficiente y oportuna, a la mayor cantidad de personas.

Cifras y resultados
El investigador explicó que, como resultado de esta campaña, la UDEP contó con la ayuda de más de 90 empresas e instituciones solidarias y de 800 voluntarios y se elaboraron 3000 kits de alimentos para atender a más de 50 localidades en las zonas afectadas y refugios. Además, se recibieron donaciones de 11 países y más de 500 000 soles para labores de reconstrucción, lo que hizo un ingreso aproximado de 1 110 037.32 soles.

Con la campaña de “Piura en Acción”, promovida por el comité de damas piuranas que gestionó ayuda en Lima, se logró la elaboración de 15 000 kits familiares de alimentos y la movilización de 580 toneladas de ayuda humanitaria, entre ropa, alimentos, medicinas y otros artículos, con los que se entregaron en diversas localidades afectadas.

El trabajo concluye que este sistema logístico y las recomendaciones planteadas pueden ser utilizados por cualquier organización cuyo fin principal no es la atención humanitaria. Agrega que la proactividad juega un rol importante para poner en marcha una campaña de esta naturaleza y determina como principal diferencia, entre la logística en las empresas y la logística humanitaria, el enfoque de sus objetivos. La primera busca realizar estas operaciones a menor costo, la segunda prioriza salvar vidas y ayudar a las personas.