La cantidad y calidad de los partidos

El elevado número de candidatos es consecuencia de una falta de organización partidaria, sin arraigo a nivel local y regional.

Fuente: Publímetro

El número de candidatos a las elecciones regionales y municipales destaca por su elevado número de postulantes, sin precedentes en nuestra reciente historia republicana; sin embargo, lejos de significar el progresivo arraigo de nuestro sistema democrático, nos muestra que las formalidades legales para la creación e inscripción de los partidos y movimientos, no parecen vallas tan altas que afecten el principio de participación y representación política.

El elevado número de candidatos es consecuencia de una falta de organización partidaria, sin arraigo a nivel local y regional; de lo contrario, el natural ejercicio de la política daría lugar a un progresivo dimensionamiento que termine consolidando con el tiempo un número de representaciones locales, de dos a cuatro movimientos por cada región, así como partidos nacionales con capacidad para postular a las instituciones del gobierno central.La cantidad de partidos en una contienda electoral no puede prescindir de su calidad al interior (democracia interna) y exterior (democracia representativa).

La falta de lo primero es vivir de un espejismo, la confirmación de una maquinaria que sólo sirve para tramitar procesos electorales (su fin último y principal); si falta lo segundo, se traduce en no saber transmitir una clara ideología, la acción para realizar el bien común, la formación de personas y, en consecuencia, la producción de candidatos que sepan representar a todos los ciudadanos que comparten su ideario.