Pedro Morillas: fundador de Cóndor Travel

 “La evasión de impuestos cierra las puertas al futuro de una empresa”

 

El reconocido empresario trujillano compartió sus aprendizajes sobre innovación con escolares de quinto de secundaria, en la conferencia dictada en la Universidad de Piura. El empresario habló sobre la importancia de pagar impuestos y utilizar como estrategia “crear riqueza” para la empresa y la sociedad.

Además, comentó detalles sobre su última publicación “Innovar y disfrutar creando riqueza”, donde narra su historia de éxito como fundador de la empresa Cóndor Travel.

¿Cuáles son los mitos más comunes sobre innovación y emprendimiento en América Latina?

Innovar es hacer algo nuevo. Una empresa innova cuando decide ser totalmente abierta sin  guardarse la información para sí misma. Mi empresa fue una de las primeras en romper el paradigma de que la información es solo para el dueño y para el que lleva las cuentas. Es importante que los trabajadores sepan cómo es que vendemos más, cómo producimos, cuáles son los costos, entre otros detalles.

¿Cómo fue su experiencia concreta con la innovación en Cóndor Travel?

Cuando salimos al mercado tuvimos que competir con empresas que tenían más de doscientos trabajadores en planilla, muchos más años de experiencia y casi el control total del mercado. Nos dimos cuenta de que debíamos tener mucho cuidado al preparar una estrategia de mercado. Optamos por hacer una penetración tipo “guerrilla”, así nos enfrentamos a gigantes.

De acuerdo a su experiencia, ¿por dónde deben comenzar los líderes empresariales para apoyar la innovación?

Pagando impuestos. Mucha gente que maneja empresas tiene una fobia a pagar los impuestos. Ese es un error garrafal, porque de esa manera están cerrando su futuro; luego no podrán presentarse a un banco a pedir un préstamo porque les van a pedir balances y si no corresponde lo que vendes con lo que ganas, entonces ya estás proyectando una mala imagen. Nadie le comprará a una empresa con deudas tributarias, problemas laborales o judiciales.

¿Qué otras formas de innovación aplicó en su empresa?

Otra manera de innovar fue observar a los ejecutivos claves, gente que se identifica con la empresa y que después se van incorporando como socios en el capital. Esto fue importante, porque mientras más manos teníamos, mejor trabajábamos y pensábamos en grande. Cuando vendimos la empresa, mis socios y yo nos convertimos en millonarios. Amazon, Apple, Google hacen lo mismo: incorporan  más socios y ganan más, pues el mercado va creciendo y las utilidades también.

La innovación se vincula a la tecnología, ¿cómo la incorporaron a su modelo de negocio?

Buscar la tecnología y digitalización más avanzada es otra forma de innovar. En Cóndor Travel implementamos tempranamente sistemas sofisticados de contabilidad, plataformas de pago, venta y reservas. Todo esto añadió a nuestro negocio un margen de ventaja.

¿En qué consistía su política de “crear riqueza”?

En Cóndor Travel teníamos muy presente que con “crear riqueza” no nos referíamos solamente a generar riquezas para nosotros mismos, sino también para la sociedad. Porque un país es rico mientras sus empresas lo sean. Esta política caló profundamente en los trabajadores e hizo que la empresa creciera. Pero llegó un momento en el que la empresa creció tanto que el control se escapó de nuestras manos. Ser una empresa grande se convirtió en una desventaja para nosotros.

La situación ya implicaba un cambio de estrategia…

Pensamos mucho en qué hacer y llegamos a la conclusión de que podíamos ser grandes siendo pequeños; es decir, repartir nuestro trabajo en el mundo por zonas: Europa occidental, Europa del este, oriente, Norteamérica y Latinoamérica. Pusimos un gerente a la cabeza de cada zona, con el perfil necesario para cada lugar y  que solo se enfocara en ese único segmento. Después, otras empresas tomaron este modelo de trabajo, lo cual está muy bien porque siempre hay que ir probando cosas nuevas.

¿Qué consejo les daría a los jóvenes piuranos que comienzan el camino del emprendimiento?

Que busquen ocupar un puesto para el que han sido preparados. Deben retarse constantemente y aprender a estar preparados para lo que se presente. La educación debe ser constante y deben ser conscientes de que aprender inglés es necesario para salir adelante. Hay ser constantes, pacientes y no temerle al fracaso, porque se aprende mucho de este. Hay que pensar en grande y buscar ser líder. A fin de cuentas, no se trata de trabajar mucho, sino de trabajar bien: lograr un equilibrio entre el trabajo y la diversión.

Sobre Pedro Morillas

  • Empresario nacido en Trujillo, La Libertad. Estudió Administración de Empresas en la Universidad Nacional de Trujillo.
  • Siguió cursos de Strategic Management en el PAD de la Universidad de Piura y finanzas en The London School of Economics.
  • Fue reconocido como “Empresario del Año” por la Cámara de Comercio e Industria de La Libertad y condecorado con la “Medalla de Oro al Mérito Industrial” por el gobierno del Presidente Fernando Belaúnde.
  • Se ha desempeñado como Director de la Sociedad Nacional de Industrias-SNI, presidente de la Cámara Nacional de Turismo CANATUR y miembro del Consejo Directivo de la Confiep- Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas.