Las mipymes oportunidades y problemas: a un año del desborde del río Piura

Las micro, pequeñas y medianas empresas de todo el país han sufrido mucho por el Niño Costero; algunas, inclusive, lo perdieron todo. No obstante, cientos de mipymes vieron en las dificultades, más oportunidades.

Hay consenso entre políticos, economistas, consultores y la ciudadanía en general en que las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) juegan desde hace más de una década un rol importantísimo en la dinámica económica y social del país. Ellas también sufrieron los impactos del Niño Costero y los desbordes del río Piura (el 27 de marzo del 2017) dificultades que mipymes convirtieron en una oportunidad.

Las mipymes están en todas partes. A veces ni siquiera percibimos cuando muy cerca de nosotros nace un nuevo emprendimiento o un negocio nuevo. Muchos surgieron a raíz del Niño Costero. La profesora Brenda Silupú, economista y directora del Centro de Asesoría Microempresarial (CAM) de la Universidad de Piura, da algunas pinceladas sobre el panorama actual de estas empresas y nos dice cómo han afrontado el Niño Costero y sus consecuencias.

El emprendedor ve lo que otros no
“Existen pequeñas empresas que vieron en este fenómeno una oportunidad. Por ejemplo: de la mayor demanda del mantenimiento y lavado de autos y mototaxis por el mal estado de las carreteras, surgieron más de estos negocios. Las empresas de estructuras metálicas también están creciendo, pues las familias necesitan proteger sus techos y viviendas. Igual sucede con las ferreterías en general, etc.”, señala la Mgtr. Silupú.

En la mayoría de casos, ha prevalecido el empuje, esfuerzo y espíritu de lucha de los empresarios, quienes, ante una adversidad, continúan con muchas ganas de seguir adelante. “Eso es lo que nos caracteriza a los piuranos y lo que ha permitido que las mipymes hagan frente a un devastador fenómeno para levantarse y continuar buscando nuevas oportunidades”, dice la economista.

Actualmente, vivimos un periodo difícil, como consecuencias del Niño Costero, pero se espera que con el plan reconstrucción para los siguientes dos años, nuestra Región necesite más de estas empresas, que ofrezcan diferentes servicios, como: mantenimiento y reparación; venta de equipos de seguridad industrial, ferretería, etc. Por ahora, esperamos que las que existen puedan administrar adecuadamente sus recursos para que crezcan más.

Es claro que no todo es positivo, como hemos dicho, algunos empresarios perdieron sus negocios y en otros sus ventas disminuyeron. Y es que, lógicamente, las familias piuranas han priorizado ciertos gastos después del fenómeno, como los de reparación y protección de sus viviendas. Por eso, existen ciertos rubros de empresas que han dinamizado sus ventas; otros, no. Por ejemplo, han disminuido las de los rubros de comercio: ropa, artefactos, autos; pero se han dinamizado las ventas de las ferreterías, material de construcción y las empresas de reparación y mantenimiento.

“Creo que las mipymes están saliendo adelante, ha sido un año difícil pero con esfuerzo y optimizando los recursos de la empresa se puede llegar a tomar mejores decisiones en la gestión empresarial. Además, con las acciones y recursos destinados para la reconstrucción, algunos rubros se van a dinamizar, así que es momento de que los empresarios planifiquen sus inversiones y financiamiento”, sostiene Silupú Garcés.

Piura y las mipymes
Piura es la cuarta región con mayor participación empresarial a nivel nacional. “Aunque no existe un número exacto del total de las micro, pequeñas y medianas empresas de la Región Piura, dado que muchas son informales (aunque hay un marco legal para la formalización) no se tiene registro de ellas, de acuerdo a publicaciones del Ministerio de la Producción se estima que existen más de 120 000 mipymes. Solo el 55% están registradas; es decir, solo 65 412”, anota Silupú. A nivel nacional, hasta el 2017,  había alrededor de 5,5 millones de mipymes, pero muchas de ellas son informales. 

En cuanto a los principales rubros, la directora del CAM refiere que los más frecuentes emprendimientos corresponden a los sectores servicios y comercio, principalmente: servicio de catering, decoración, lavado, mantenimiento y reparación de autos y mototaxis, ferreterías, venta de ropa y venta de útiles escolares. Estos negocios se caracterizan porque no necesitan mayores niveles de  inversión en capital de trabajo.

Como hemos mencionado al inicio de este artículo, las mipymes mueven la economía regional, principalmente el sector comercio y servicios que representan el 84% del total de empresas. Por la importancia de estas empresas hay que cuidarlas y potenciarlas.

En nuestro país, “estas empresas aportan más del 40% del nivel de producción y generan el 70% de empleo. Muchas comienzan porque ven una oportunidad en el mercado y quieren generar un ingreso para su familia, es por eso que asumen el riesgo. Sin embargo, además de lo anterior, los empresarios deben ser innovadores y creativos para que puedan salir adelante. Todo ello, junto a una buena capacitación y asesoramiento dará como resultado empresas más fortalecidas”.

La problemática de las mipymes
La Mgtr. Silupú señala que estas no solo enfrentan los problemas generales del empresariado nacional y los derivados del Niño Costero, sino que, además, y “de acuerdo a la experiencia que tiene el Centro de Asesoría Microempresarial de la UDEP, sabemos que uno de los principales problemas de las mipymes es la falta de gestión empresarial. Además, la tasa de mortandad es muy alta, especialmente en los primeros años de operación; por ello, que necesitamos que existan empresas con mayor capacidad de gestión para que puedan crecer de manera sostenida”.

“La inadecuada gestión empresarial limita la toma de decisiones del empresario. Por otra parte, este dedica la mayor parte de su tiempo a actividades operativas propias del negocio; no delega responsabilidades a sus trabajadores ni existe un claro rol de funciones entre los miembros de la empresa. Todo ello, impide el desarrollo de actividades estratégicas de planificación, de inversión, de búsqueda de nuevos clientes, mejores relaciones con proveedores. Es decir, el empresario se limita a administrar su liquidez del día a día”.

Emprendimientos, mipymes y UDEP
Cada vez más, la relación de la Universidad de Piura con los emprendedores y con las micro, pequeñas y medianas empresas es mayor y con cada acción se potencia y fortalece.

  • En el 2017, el Centro de Asesoría Microempresarial (CAM) de la Universidad de Piura ofreció capacitación a más de 250 micro y pequeños empresarios de la Región.
  • En total, a través del CAM se desarrollaron ocho cursos y programas de formación y capacitación.
  • Los principales aliados estratégicos del CAM son, en sus programas de formación, son: el Ministerio de la Producción, la Sunat y el Ministerio de trabajo
  • El 22 de mayo iniciará el Programa de Gestión Empresarial en pymes, dirigido a emprendedores, micro, pequeños y medianos empresarios.
  • A través del HUB UDEP, incubadora de emprendimientos, la UDEP asesoró a 98 start up a través de la I Convocatoria Nacional de Emprendimientos Tecnológicos con Impacto Social y del StartUp Perú 6G.
  • Asimismo, HUB UDEP ha ayudado a más de 1000 jóvenes a conocer mucho más del mundo del emprendimiento, moldear su modelo de negocio, entre otras acciones formativas.
  • En abril, HUB UDEP lanzará la II Convocatoria Nacional de Emprendimientos Tecnológicos con Impacto Social.