Conferencia de Dole Perú en Campus Piura

“Perú cultiva en el desierto, esa es su mejor fuerza competitiva”

En el 2017, Piura exportó banano orgánico a Europa, Asia y Estados Unidos superando las 11 millones de cajas. Los productores deben continuar capacitándose para cumplir los estándares internacionales de calidad y expandir sus mercados.

El Ing. Eugenio Guerrero, gerente de producción de Dole Perú, ofreció la conferencia: “Oportunidades de mejora continua en la gestión de la cadena de suministros del banano orgánico en Piura”. El evento se llevó a cabo en Campus Piura, en el marco de la presentación del Programa de especialización: “Innovación en la cadena de suministro y el manejo poscosecha de banano orgánico para exportación”, financiado por PNIA, en alianza entre la Universidad de Piura y la cooperativa agraria Vicús Chulucanas.

El Ing Guerrero hizo una reseña histórica del programa agrario del valle del Chira, Sullana. Indicó que en 1998, después del fenómeno El Niño, se fomentó la iniciativa de producir banano orgánico. Dijo que la ausencia de la plaga Sigatoka negra, a diferencia de otras zonas productoras de banano en el mundo, ha sido una de las razones para convertir a la región Piura en uno de los principales agroexportadores de banano orgánico.

Solo en Perú se cultiva banano orgánico en el desierto y se prioriza el cuidado de la fruta para que llegue impecable a su comprador. Como parte de este proceso, hay factores internos y externos que condicionan su operatividad, como:  la continuidad de los programas comerciales, el clima y el consumo.

Para Guerrero, hay ventajas competitivas en Perú que aportan a su creciente productividad: ecosistema favorable, buenos suelos, alta luminosidad, vientos principalmente moderados, entre otros. Asimismo, la distancia del principal mercado, la logística, la economía de escala, la infraestructura, el cierre de puertos por oleaje anómalo y los paros de transportistas, son grandes desventajas.

Dole Perú
Como parte de la historia de Dole Perú, Guerrero contó que en el 2001, la empresa inició operaciones y comenzó un trabajo directo con los agricultores de la región Piura. Actualmente, exportan cada año 2 400 000 cajas.

Desde entonces,  se han alcanzado muchos de los objetivos planteados, pero uno de los principales retos pendientes es lograr que los pequeños agricultores empaquen la fruta, para que esta labor no sea tercerizada. “Hay que sacarle mejor provecho a la actividad y, para eso, es necesario bajar el costo”, asegura el gerente de producción de Dole Perú.

Desafíos, nuevas tendencias y evolución
En la conferencia expuso también algunos puntos importantes dentro de la producción de banano orgánico, como la presencia de hongos de poscosecha, en la época fría, que pudren la fruta antes de llegar a su destino. En el 2002, tuvimos que reempacar fruta en Europa, este es parte de los desafíos que plantean los estándares internacionales de calidad.

En cuanto a las tendencias de innovación tecnológica, mencionó que se ha determinado que la frecuencia de riego por gravedad es muy abierta y eso vuelve la curva de productividad muy baja, aunque se incluya fertilización. El riesgo es el mismo en pequeños productores y en grandes fincas, por eso, el mejor modo de riego es por aspersión y microaspersión.

En Perú hay una protección de racimo excelente, eso ayuda en temas de sanidad. En el 2010, se implementaron los protectores universales, como resultado de esto, en el 2014 la producción fue de 8 971 669 de cajas y en el año 2017 fue de 11 086 855 de cajas.

Al concluir, Guerrero resaltó que el trabajo y la dedicación que se ha realizado en este producto bandera, ha generado que vendamos a mercados internacionales de Europa, Asia y Estados Unidos, por lo mismo, hay que hacer un programa para cada tipo de mercado y una de las prioridades que deben considerar todos los productores, si desean permanecer y crecer en este rubro, es contar con certificado orgánico, aseveró.

Presentación del Programa de especialización
El MBA. Manuel López, director de la maestría en Agronegocios, presentó el programa de especialización “Innovación en la cadena de suministro y el manejo poscosecha de banano orgánico para exportación”, dirigido a profesionales, trabajadores y miembros de asociaciones de productores de banano orgánico de la región Piura, que iniciará en mayo y será dictado en Campus Piura de la UDEP.

El Programa Nacional de Innovación Agraria – PNIA aprobó la propuesta presentada por la UDEP, en colaboración con la Cooperativa Agraria Vicús Chulucanas, para la ejecución de un programa de especialización.

Becas
El Dr. Erick Miñan, director del departamento de Ingeniería Industrial y de Sistemas se dirigió también al público para hablar sobre las 30 becas que otorga el programa y que cubrirán el 80% del costo de mismo. Podrán postular a esta subvención los trabajadores de asociaciones y empresas de la cadena del banano orgánico: productoras, acopiadoras y exportadoras. Además, los productores o exportadores de banano orgánico.

Informes e inscripciones, aquí