Alumna UDEP investiga cuál es el impacto del liderazgo femenino en las organizaciones

Investigación realizada por una alumna del programa de Administración de Empresas analizó la relación del liderazgo de la mujer directiva con la estructura organizacional de un banco en Lima.

Maricarmen Robles

Maricarmen Robles es alumna noveno ciclo de Administración de Empresas de la Universidad de Piura, y recientemente publicó su paper “El liderazgo de la mujer profesional en la estructura organizacional de un banco en Lima/ Perú”, investigación que fue presentada en el III Congreso Internacional de Ciencias de la Gestión: Oportunidades y desafíos de la Gestión en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, organizado por la Pontificia Universidad Católica del Perú.

En su trabajo, Maricarmen propone analizar la relación del liderazgo de la mujer profesional con la estructura organizacional de un banco, en base a una muestra de cinco mujeres que ejercen altos mandos en un banco de Lima.

Como parte de su método de investigación, la autora dividió su estudio en tres bloques: análisis del perfil profesional, características de la comunicación y afectividad, y adaptabilidad de la mujer.

Pocas directivas mujeres ¿por qué?

Uno de los primeros resultados obtenidos arrojó que se sigue presentando en la actualidad el fenómeno “think manager – think male”, el cual obstruye el camino de las mujeres en temas de selección, colocación y ascensos dentro de las empresas.

“El estereotipo latente de que las cualidades de liderazgo son mayormente masculinas colocan en desventaja a la mujer que trata de ascender en la estructura organizacional. Debido a ello, el número de mujeres en cargos directivos es reducido”, indica Robles.

Un liderazgo diferente

En cuanto al estilo de liderazgo ejercido por mujeres, la autora destaca que tienden a ser abiertas al delegar funciones y que lo hacen en base a la meritocracia.

“Presentan mucha apertura a delegar las funciones correspondientes a sus cargos, la principal motivación que tienen para hacerlo es empoderar a los miembros de su equipo y darles la oportunidad de desarrollar nuevas habilidades. La mayoría de las mujeres líderes delega sus funciones basándose en la meritocracia y no tiene preferencias entre hombres y mujeres al momento de asignar una tarea” comenta Robles.

Otro de los resultados reveló que, mientras que las mujeres líderes valoraban en sus trabajadores hombres la practicidad, competitividad, el ser arriesgados, y la frescura; valoraban en sus trabajadoras la organización y la persistencia; el multitasking, la fortaleza, y la sensibilidad y el fijarse en los detalles.

Respecto al tipo de comunicación que ejercen, la mayoría de directivas indicó utilizar más los medios informales para hablar con sus trabajadores.

Cabe resaltar que la mencionada investigación se realizó con la colaboración de la PhD in management, Valentina Gomes Haensel Schmitt.