CAMPUS LIMA

Alumnos de la Facultad de Derecho UDEP obtuvieron el premio “Desafío Pro Bono”

“Ayudar a los agricultores del país a formalizarse” es el sueño de José Julio Hernández y de Mateo La Torre, alumnos del noveno ciclo de Derecho, quienes recientemente ganaron este premio de magnitud nacional.

De izquierda a derecha: José Hernández y Mateo La Torre Ruiz de los Llanos

En julio del 2018, José Julio y Mateo fueron convocados para participar en el Desafío Pro Bono, que invitaba a estudiantes de todas las facultades de Derecho del país, a identificar, analizar y proponer un proyecto jurídico de su elección.

Sin pensarlo dos veces, ambos estudiantes se lanzaron al desafío y, luego de un mes de investigación, decidieron presentar su proyecto que apuntaba a brindar capacitaciones a una asociación de familias dedicada a la siembra de chirimoyas en Huarochirí.

“La Asociación de Productores de Chirimoya de Lucumay” está compuesta por 50 familias campesinas distribuidas por todo el valle de Huarochirí. Elegimos esa comunidad porque es una de las comunidades agrícolas con más disposición a adaptarse al proceso de formalización para volverse competitivos en el mercado”, indica José Julio Hernández Morales.

El proyecto de ambos jóvenes consta de la elaboración de un manual dirigido a los campesinos que estén dispuestos a formalizarse, así como el dictado de capacitaciones que aborden temas de constitución de empresas o asociaciones, contratos relacionados a su actividad, cumplimiento de exigencias tributarias y administrativas, además de otros asuntos de los ámbitos jurídicos en los que los estudiantes puedan ayudarlos.

“El proyecto se comenzará a implementar en dos semanas aproximadamente. Previamente tuvimos entrevistas con el Ministerio de Agricultura y Riego, y visitamos la comunidad de San Mateo de Otao, para saber cuáles eran las necesidades de los agricultores, a qué estaban dispuestos, y qué era lo que esperaban a mediano y largo plazo; en base a ello, pudimos decidir qué temas se incluirían en las capacitaciones, las cuales se realizarán con el apoyo del Estudio Echecopar”, comenta Mateo La Torre.

Sobre el desafío Pro Bono

El Desafío Pro Bono es un concurso convocado por la Alianza Pro Bono, dirigido a estudiantes de todas las facultades de Derecho del país, con el fin de imaginar un Perú mejor y a reconocerse como agentes de cambio con poder para crear, a través del ejercicio del Derecho, una sociedad más justa, más ética, más próspera, más libre y más solidaria.

La Alianza Pro Bono, entidad organizadora del concurso, fue creada el 21 de noviembre del 2013 con el propósito de promover el trabajo pro bono en el Perú. Busca servir como punto de encuentro entre abogados y personas en situación de vulnerabilidad y/u organizaciones que las asisten. Actualmente articula a una red de 17 organizaciones de abogados y más de 170 organizaciones de la sociedad civil, que apuestan por el trabajo pro bono como una vía para mejorar las condiciones de acceso a la justicia en el Perú.