Problemas de Aprendizaje

Alumnos de Psicología miden el impacto de hijos con déficit de atención e hiperactividad en familias peruanas

El estudio fue desarrollado por Maria José Echegaray y Paolo Canepa, con el apoyo de la Asociación Peruana de Déficit de Atención (APDA), durante el curso Problemas de Aprendizaje, dictado por Milagros Tapia.

Paolo Cánepa y María José Echegaray

El Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) es uno de los trastornos con más frecuencia en la infancia. Se caracteriza por un alto nivel de Inquietud, impulsividad y dificultad para mantener la atención. Aunque se ha popularizado su diagnóstico y estudio en los últimos 40 años, María José Echegaray y Paolo Cánepa, alumnos del IX ciclo de Psicología de la Universidad de Piura, comentan que hay pocos que ayuden a entender cómo este trastorno afecta a las familias.

Paolo y María José quedaron sorprendidos cuando no encontraron investigaciones previas realizadas en el Perú que documenten cómo impacta a las familias el diagnóstico de un hijo con TDAH, debido a que el entorno familiar es un elemento esencial para el desarrollo de los niños que lo presentan. “No basta con enviar a un hijo a terapia o colegios especializados. Es importante que los padres participen en el proceso y propicien en casa un entorno de reglas firmes, en donde haya orden y organización. Ello ayuda al niño a lidiar con el alto índice de hiperactividad y distracción que causa este trastorno” comenta María José.

El estudio aplicado por los estudiantes mide las aptitudes y sentimientos hacia al hijo, vida social, impacto económico, relación entre hermanos y la relación matrimonial de las familias. Para su desarrollo, se aplicó un cuestionario a 61 familias de Lima, con hijos de 5 a 18 años que asisten al colegio y tienen al menos un hermano. Las familias fueron contactas en función al registro alcanzado por la Asociación Peruana de Déficit de Atención (APDA).

Aporte de la investigación

El estudio concluye que existe un mayor impacto negativo en la vida familiar en los hogares con un hijo diagnosticado con TDAH, especialmente, en los aspectos económico, vida social y relación matrimonial. Los estudiantes precisan que un trastorno tan común como el TDAH puede ocurrir en cualquier contexto y es importante que los padres que tienen un hijo con este diagnóstico tengan conciencia acerca de las dificultades de convivir con él, conozcan qué técnicas emplear en su rutina y aprendan a reconocerlos tal y como son.

Los estudiantes comentan sentirse contentos con la investigación debido a que, con ella, el APDA podrá alcanzar a los padres los resultados de las evaluaciones para que puedan desarrollar una mejor relación con sus hijos. “En muchos casos, ellos sienten que hay problemas en el hogar, pero les cuesta identificarlos y, por tanto, afrontarlos”, comenta Paolo.

No conocer bien en qué consiste el trastorno de los hijos dificulta que los padres puedan entender qué les pasa a sus hijos. El estudio también indica que el gasto adicional que representan las terapias y los colegios con profesionales especializados para niños con TDAH eleva el estrés y sentimientos negativos de los padres.

Los progenitores llegan a pensar que el hijo es muy agotador y no sienten que les ocasione sentimientos de felicidad u orgullo”, comenta Maria José. “Esto ocurre, especialmente, con padres que no creen saber cómo controlar a sus hijos en casa para que los escuchen, sigan las reglas y presten atención. O, quienes sienten que no encuentran colegio adecuado para sus hijos. No saben si llevarlos a terapia o si darle algún tipo de medicación, añade Paolo. En este sentido, es importante orientar a los padres para que acudan  a terapias que sean eficaces.