CREATIVIDAD Y TECNOLOGÍA

“Ante los cambios tecnológicos, los comunicadores corporativos son una ‘especie’ en reinvención”

Tomás Atarama, docente de la Universidad de Piura, explicó cómo la inteligencia artificial enriquecerá a la comunicación. "Los comunicadores no deben esperar el futuro, deben crearlo", afirmó.

En un contexto de constantes innovaciones tecnológicas y cambios laborales, Tomás Atarama, magíster en Comunicación y docente de la Universidad de Piura, explicó el valor de la comunicación para las empresas. “Un comunicador es un estratega y como tal debe conocer las dinámicas actuales y las tendencias tecnológicas que inciden en el desarrollo de las organizaciones”, sostuvo.

¿Cuál es el principal aporte de la Comunicación al mundo empresarial?

La comunicación es la responsable de la generación de valor a través de la gestión de intangibles en el mundo empresarial. En este sentido, a través de ella las empresas asumen una postura en la sociedad y adquieren una personalidad que las convierte en actores que generan emociones en el público. Una comunicación estratégicamente gestionada puede ser fuente de vínculos positivos y de fidelidad de los públicos de interés, lo que en el mundo contemporáneo son dos activos fundamentales para que las empresas crezcan y se sostengan en el tiempo.

 

¿Por qué es importante que las organizaciones cuenten con comunicadores?

Una empresa sin comunicadores es como una persona sin capacidad para expresarse y relacionarse con su entorno. La persona puede vivir y, seguramente, realizar muchas tareas que generen productos que interesen a otros, pero no podrá establecer relaciones de valor que aseguren su relevancia para los otros. Además, en la sociedad actual, las personas no solo consumen en función de las características objetivas de un producto o servicio, sino que toman sus decisiones considerando la filosofía y los valores de las empresas, su postura frente a los problemas de la realidad y su aporte a la consolidación de una comunidad cada vez más justa y equitativa; para hacer que el público perciba estos elementos, es necesario contar con comunicadores.

 

¿Cuál es el perfil profesional que buscan las empresas?

Estas buscan estrategas. Profesionales que entiendan que con su trabajo no solo están influyendo en el público o transmitiendo un mensaje, sino construyendo y consolidando una identidad empresarial. En cada acto de comunicación, se establecen relaciones que, de ser positivas, aumentan el valor de lo que la empresa hace. El comunicador no solo piensa en el formato y la pulcritud de un mensaje, sino que ha de conocer a profundidad las dinámicas económicas, políticas y culturales de una sociedad para incidir positivamente en el modo en que la empresa es percibida por sus públicos.

 

Un profesional con este perfil es capaz de gestionar la comunicación interna y externa de una institución, ¿cómo contribuye en la consolidación de la imagen e identidad de esta?

Los comunicadores son los responsables de gestionar los intangibles de una empresa; dos ejemplos de esto es el trabajo que realizan para mejorar la imagen y el posicionamiento y para consolidar una identidad que debe ser compartida por todos los que integran la empresa para hacerla real. La clave es entender que el comunicador debe conocer a profundidad la empresa y el entorno, para que sus acciones incidan de manera positiva en la gestión empresarial.

 

Hoy, el boom del mundo digital llega a todas las organizaciones, ¿cómo debe afrontar el comunicador las transformaciones empresariales?

Un comunicador es un estratega y como tal debe conocer las dinámicas actuales y las tendencias tecnológicas que inciden en el desarrollo de la empresa y sus relaciones con los públicos de interés. La tecnología digital ha transformado el modo en que se hace empresa actualmente. Las principales marcas son empresas que han asumido con creatividad esta tecnología en sus procesos de gestión y en su comunicación. Así, un profesional de la comunicación ha de reconocer todas las posibilidades que brindan las nuevas herramientas para integrarlas, de acuerdo con la naturaleza de cada empresa, a su gestión cotidiana.

 

Algunos señalan que los comunicadores corporativos son una ‘especie en extinción’. Un informe de la Universidad de Oxford (2013) indica que, debido al avance de la robótica y la inteligencia artificial, el 47% de los trabajos van a desaparecer en los próximos 15 años. ¿La Comunicación corre riesgo?

No, la comunicación no solo no corre riesgo, sino que es una de las profesiones que se verá enriquecida por la inteligencia artificial. El mismo informe destaca que las profesiones que más valor van a adquirir son aquellas que exigen competencias blandas y creatividad. Los comunicadores corporativos no son una ‘especie en extinción’, son una ‘especie en reinvención’, que tendrá que adaptarse al nuevo entorno y las nuevas formas de consumo para poner en valor el trabajo intelectual y creativo que supone gestionar los intangibles de una empresa.

 

¿Qué futuro les espera a los comunicadores?

Los comunicadores no deben esperar el futuro, deben crearlo. En cada acto de comunicación, independientemente de la información que se pretenda difundir, se está transmitiendo también una idea acerca de lo que es el mundo y del papel que desempeña el hombre en él. Ignorar esto implica desconocer la dinámica más básica de nuestra sociedad: la forma de ver la realidad depende de nuestras ideas. Y los valores y las ideas son claves para generar cambios culturales. La comunicación es la protagonista de esos cambios. De los profesionales de la comunicación depende que esos cambios sean positivos, lo que garantizaría que la empresa sea considerada como un actor responsable y relevante en la sociedad.