Facultad de Humanidades

Arte ancestral y danzas regionales se difundieron en la UDEP

En el marco de la Semana Cultural que organiza la Facultad de Humanidades, se exhibieron estampas folclóricas de cuatro regiones, la experiencia de un ceramista morropano y se realizó un concurso de historia.

Con el II Encuentro de Gestores Culturales (ver programa completo), una feria de libros y el relanzamiento del Centro Cultural de la UDEP, en el que habrá un recital del “Cuarteto Mozart”, culmina hoy (viernes 8 de noviembre) la Semana Cultural, organizada por la Facultad de Humanidades de la UDEP.

Encuentro interregional
En este marco, la jornada del jueves 7 incluyó el encuentro “Cultura: Meet & Greet”, con el objetivo de que los asistentes pudieran conocer y compartir algunos aspectos de la cultura de las regiones de Piura, Cajamarca, Ancash, San Martín y Cusco.

La actividad inició con un desfile de estampas folclóricas de las cuatro primeras regiones. También, hubo exposición de artesanías, trajes típicos, degustación de comida y bebida oriundas de cada región. Los asistentes se deleitaron con las danzas de la región San Martín, el carnaval cajamarquino, la chuscada ancashina, una marinera trujillana y tondero piurano.

Un arte ancestral
El miércoles 5, hubo un espacio para la reflexión sobre el arte tradicional, en el que el ceramista y escultor morropano, César Juárez Ramírez, compartió con estudiantes y docentes de la Universidad de Piura su experiencia como embajador de la cultura piurana, la que le ha llevado a otras regiones del país y del mundo.

“Somos la identidad cultural y debemos apoyarnos entre nosotros, valorar lo que nos une y también la experiencia de los alfareros antiguos porque nosotros somos lo que somos por ellos”, dijo.

Además de la conferencia, que ofreció junto a dos alfareros de Simbilá (Catacaos), compartió las técnicas ancestrales de elaboración de cerámica en una demostración directa. Destacó la tradición alfarera que, dijo, se debe mostrar siempre como parte de las raíces piuranas. “Eso nos haría más auténticos y nos ayudaría a valorar el arte tradicional”, enfatizó.

También tuvo la oportunidad de ofrecer algunos productos, con otros ceramistas, en una exposición realizada en el pasillo del edificio principal.

A estas actividades se sumó el Concurso de Historia que generó gran interés entre los jóvenes, unidos por la amistad y el conocimiento, en grupos interdisciplinarios.