DEL AULA A LA CANCHA

Egresa la primera promoción de Psicología

Tras cinco años de clases, exámenes, trabajo en equipo y uno de prácticas preprofesionales, 14 estudiantes del programa académico de Psicología están más que listos para servir e ingresar al mundo laboral.

Egresa la primera promoción de Psicología

La primera promoción de Psicología de la Universidad de Piura fue despedida en emotiva ceremonia realizada en Campus Lima el martes 17 de diciembre. En ella, el vicedecano del Programa Académico, licenciado Raúl Franco, destacó la formación académica y humana de los recién egresados.

“Han recibido una sólida formación para realizar evaluaciones en el campo clínico, organizacional y educativo; y para elaborar y ejecutar proyectos de investigación e intervención con ética profesional”, afirmó el vicedecano.

La autoridad académica indicó que, durante los años de formación, el programa ha procurado ayudar a los estudiantes a reconocer la necesidad de servicio psicológico, integrar el saber científico y el saber humanístico, entender la “plenificación del hombre” (entendida como el desarrollo pleno), formar estudiantes con una visión práctica, técnica y ejecutiva; así como ayudarlos en su autoconocimiento, lo cual “puedo decir, con mucho orgullo, han logrado los egresados de esta primera promoción. Hoy los despedimos, no con la esperanza, sino con la seguridad de que todos ellos despegarán el vuelo y lograrán alcanzar sus metas personales y profesionales, siempre prestos al servicio y siempre dispuestos a mejorar”.

Los recién egresados
De los 14 nuevos psicólogos, todos tienen experiencia prepropfesional. Otros, inclusive, ya han asegurado prácticas profesionales, como Ana Lucía Valenzuela, quien practica en el área de Recursos Humanos de Nestlé; o Marcela Sangster, quien aplica sus conocimientos en el nivel Preschool de San Pedro y Villa Cáritas.

“La formación recibida me ha permitido tener las herramientas necesarias para asumir más retos de los esperados y aportar mejoras en los diferentes procesos dentro del área de recursos humanos. Asimismo, me ha dado una apertura global acerca de las tendencias, locales y globales de este campo, abriendo mis posibilidades de poder desarrollarme fuera del país”, comenta Ana Lucía.

Por su parte, Marcela se ha decantado por especializarse en psicología educativa luego de cursar en la UDEP las materias “Problemas de aprendizaje” “Programas de intervención en el aula” y “Psicopatología infanto-juvenil”.

“Estos cursos me abrieron un nuevo campo de interés, en el que puedo trabajar en un entorno educativo, manteniendo una perspectiva clínica, con la finalidad de intervenir y acompañar una de las etapas más enriquecedoras del desarrollo humano. En este periodo, el acompañamiento y orientación son vitales en la formación de valores y la percepción que el alumno forma de sí mismo y del mundo”, agrega.

Experiencias en Sonqo
Así como hay quienes empiezan a volar fuera del nido para seguir creciendo en lo personal y laboral, hay quienes tienen la oportunidad de hacerlo dentro, como Daniel Merino y Sofía Navarro, quienes realizaron su internado en el Centro de Atención Psicológica “Sonqo” de la Universidad de Piura, que funciona en Chorrillos. Ambos dedicaron el último año de su carrera al servicio de pacientes en situación de vulnerabilidad, bajo la supervisión de algunos docentes del programa académico de Psicología.

“Estar en Sonqo ha sido la mejor oportunidad para complementar mi formación universitaria. Definitivamente ha sido una apuesta llena de valor y profesionalismo que engloba en muchos aspectos la formación del psicólogo clínico y, en concreto, de mi interés por convertirme en psicoterapeuta”, indica Daniel, quien resalta que uno los aspectos que más valora ha sido la supervisión que los docentes UDEP le brindaron en competencias terapéuticas, plan de tratamiento y diagnóstico.

Otra de las internas de Sonqo, Sofía Navarro, destaca el apoyo incondicional que le dieron los profesores: “Al inicio, como toda experiencia nueva, tenía muchas expectativas de los aprendizajes que iba a tener, y un poco de miedo de, quizás, no estar a la altura. Sin embargo, ahora, gracias a los profesores, me siento aún más preparada para enfrentar la vida de graduada y de continuar con mi sueño de especialización en psicoterapia”, indica.